8 de mayo de 2008 / 20:34 / en 9 años

Hay 1,5 millones de damnificados en Myanmar: ONU

<p>Eric John, embajador estadounidense para Tailandia, habla con la prensa en Bangkok, 8 mayo 2008.Estados Unidos a&uacute;n aguarda la aprobaci&oacute;n de Myanmar para comenzar con vuelos militares que lleven ayuda a los sobrevivientes del cicl&oacute;n Nargis, dijo el jueves su embajador en Bangkok. 'Esta ma&ntilde;ana, nosotros y nuestros aliados tailandeses pens&aacute;bamos que ten&iacute;amos la decisi&oacute;n de los l&iacute;deres birmanos para permitir que ingresaran los (aviones) C-130. Hasta ahora, no tenemos la decisi&oacute;n', dijo el embajador de Estados Unidos Eric John (en la foto) en una conferencia de prensa en la capital tailandesa. Photo by Adrees Latif/Reuters</p>

Por Louis Charbonneau

NACIONES UNIDAS (Reuters) - La ONU estimó el jueves que 1,5 millones de personas han sido “gravemente afectadas” por el paso del ciclón Nargis en Myanmar, mientras que Estados Unidos expresó su molestia por los retrasos a la hora de permitir el ingreso de ayuda al país.

En Myanmar, los supervivientes desesperados pedían comida, agua y otros suministros casi una semana después del paso del ciclón Nargis, que se teme que haya dejado unas 100.000 personas muertas en los pueblos y aldeas de la zona de baja altura del delta del Irrawaddy.

“Estamos indignados por la lentitud de la respuesta del Gobierno de Birmania (Myanmar) para aceptar la asistencia,” dijo a la prensa el embajador estadounidense ante la ONU, Zalmay Jalilzad.

“Está claro que la capacidad del Gobierno para manejar la situación, que es catastrófica, es limitada” agregó.

La agencia de alimentos de la ONU, la Cruz y la Media Luna Roja informaron de que ya han comenzado a llevar suministros por vía aérea tras la lenta reacción de la junta militar que dirige la antigua colonia británica desde hace 46 años.

Estados Unidos está esperando su aprobación para comenzar los vuelos militares.

El secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, dijo a los periodistas que Washington está “plenamente preparado para ayudar y hacerlo inmediatamente, y (que) sería una tragedia si esos recursos” no fueran usados.

Varios testigos han visto pocas pruebas del esfuerzo internacional en la zona del delta del Irrawaddy, al sur del país y la zona más golpeada por el paso del ciclón.

“Moriremos de hambre si no nos envían nada,” dijo Zaw Win, un pescador de 32 años que tuvo que sortear cadáveres flotando para encontrar un barco con el que hacer el trayecto de dos horas a Bogalay, un pueblo donde el Gobierno dice que 10.000 personas han muerto.

REMOVIENDO OBSTACULOS

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, estaba hablando directamente con el general en jefe de la Junta Militar de Myanmar, Than Shwe, para persuadirlo a remover los obstáculos.

Una portavoz de la ONU dijo que Ban cree que sería “prudente” que el Gobierno birmano aplace el referendo constitucional previsto para el sábado.

Algunos críticos acusan a la junta de demorarse porque no quiere el ingreso de extranjeros durante el referendo sobre una Constitución que han redactado los militares con el ánimo de reforzar su control sobre el poder.

Washington está esperando la aprobación para enviar ayuda en un avión que ya está listo para despegar.

La aprobación de ese vuelo sería muy significativa debido a la gran desconfianza y resentimiento entre los generales birmanos y Washington, que ha impuesto duras sanciones para intentar acabar con el régimen militar.

ARRIBA AYUDA EN AVIONES

La tormenta barrió el sábado el delta del Irrawaddy con vientos de 190 kilómetros por hora seguidos de una enorme ola de varios metros que causó la mayoría de las víctimas mortales y los daños, destruyendo varios pueblos.

Mientras el jefe de asuntos humanitarios de Naciones Unidas, John Holmes, dijo que el organismo estima que al menos 1,5 millones de personas en Myanmar resultaron “severamente afectadas” por el ciclón, el embajador británico ante la ONU, John Sawers, dijo que podrían ser millones.

En declaraciones a periodistas en la sede de la ONU, Holmes agregó que estaba “decepcionado” con los pocos progresos que se han logrado en la entrega de la ayuda del organismo multilateral en Myanmar.

La televisión estatal de Myanmar sigue dando un balance de 22.980 muertos y 42.119 desaparecidos, pero diplomáticos y expertos en desastres han dicho que la cifra real será mucho mayor.

Funcionarios de la ONU que se habían quejado de los obstáculos puestos por los generales, dijeron que media docena de aviones de transporte han podido aterrizar en el aeropuerto de Rangún.

Reporte adicional de Aung Hla tun en Rangún, Nopporn Wong-Anan, Grant McCool y Darren Schuettler en Bangkok, Jalil Hamid en Kuala Lumpur, Kerstin Gehmlich en Berlin, Matthew Bigg en Atlanta y Claudia Parsons en Naciones Unidas; Escrito por Bill Tarrant; Traducida por Servicio Online de Madrid; Editado en español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below