13 de noviembre de 2007 / 14:37 / en 10 años

Francia se prepara para paralizante paro transporte

Por Francois Murphy

<p>El presidente franc&eacute;s, Nicolas Sarkozy, a su llegada al Parlamento Europeo, en Estrasburgo (13/11/07). Los franceses se enfrentar&aacute;n a partir de &uacute;ltima hora de la tarde al caos en los transportes cuando los sindicatos lancen una huelga nacional por los planes para cambiar sus pensiones, poniendo a prueba la capacidad del presidente Nicolas Sarkozy para llevar a cabo sus reformas. Photo by Jean-Marc Loos/Reuters</p>

PARIS (Reuters) - Los franceses usuarios del transporte público quitaron el martes el polvo de viejas bicicletas y ventilaron sus zapatos para caminar, anticipándose a una huelga que duraría días y que podría convertirse en la mayor que el país sufrió en más de 10 años.

Con varias horas por delante antes de que los trabajadores del transporte público lancen su protesta, el presidente Nicolas Sarkozy, con su reputación de reformista severo en juego, prometió nuevamente no echarse atrás en su plan por nivelar sus derechos de pensiones especiales con los del resto de Francia.

“Perseguiré estas reformas hasta el final,” dijo al Parlamento Europeo. “Nada me apartará del camino.”

Los trabajadores de ferrocarriles nacionales y del transporte público de París inician el martes por la noche su paro de protesta contra el plan de Sarkozy, un ítem clave en su programa de reformas económicas.

Con otros grupos que está previsto realicen la próxima semana sus propias protestas contra varias reformas, incluyendo empleados públicos, trabajadores del sector energético y estudiantes, Sarkozy se enfrenta a la primera prueba importante de su presidencia.

Las encuestas de opinión indican que la mayoría del pueblo francés respalda a Sarkozy.

“Victoria o el fin del Sarkozismo. Es en esos términos, con grandes riesgos en sí, que el poder gobernante describe el primer gran conflicto social que lo enfrenta,” dijo en un análisis el periódico Liberation, de izquierda, y generalmente anti-Sarkozy.

La red ferroviaria estatal SNCF dijo que preveía que sólo 90 de sus 700 servicios interurbanos de alta velocidad funcionen durante la huelga, así como una décima parte del número normal de autobuses y trenes de metro en la capital el miércoles.

Sarkozy ha dicho reiteradamente que las puertas a la negociación siguen abiertas, y está previsto que el ministro de Trabajo, Xavier Bertrand, se reúna con una delegación del influyente sindicato CGT a las 1515 GMT, menos de cuatro horas antes de que los primeros trabajadores del transporte hagan su huelga.

REGIMENES ESPECIALES

Los trabajadores del transporte dicen que sus condiciones de trabajo pueden no ser tan difíciles como cuando se concibieron sus privilegios de pensiones o “regímenes especiales” hace más de medio siglo, pero que aun enfrentan duros horarios de trabajo que justifican su estatus.

Algunos analistas dicen que el paro podría durar hasta al menos el 20 de noviembre, cuando los empleados públicos y docentes realicen una huelga de un día contra los planes para recortar el próximo año 23.000 empleos del sector público.

Está previsto que los estudiantes, que están bloqueando edificios en alrededor de una docena de campus en todo el país por una reforma que ha dado mayor autonomía a las universidades, protesten el mismo día.

Escrito por Jon Boyle y Swaha Pattanaik

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below