4 de abril de 2009 / 12:12 / hace 9 años

Libros online, un nuevo capítulo para pantallas LCD

TAIPEI (Reuters) - Si se le pregunta a C.T. Liu sobre futuros motores de crecimiento de su empresa, la fabricante de pantallas de cristal líquido (LCD) AU Optronics, él muestra su lector electrónico Kindle en lugar de responder.

La gran acogida que ha recibido Kindle, una creación de la tienda electrónica Amazon, atrae a un creciente número de programadores que se interesa por dispositivos que permiten leer el periódico, revistas y libros en un formato digital que se actualiza sin cables y ahorra papel.

La firma japonesa de artículos electrónicos Sony Corp se ha unido a la tendencia lanzando sus propios lectores, asociándose con el líder de búsquedas en internet, Google, para ofrecer libros de dominio público que ya no están protegidos por derechos de autor.

Otros creyentes en la nueva era electrónica son la taiwanesa Netronix, que está fabricando modelos similares con pantalla táctil, y el holandés Polymer Vision, que tiene previsto introducir en el mercado un lector de bolsillo con pantallas enrollables en los próximos meses.

“Lo vemos como una nueva industria”, dijo Liu, vicepresidente senior de AU, el tercer fabricante de LCD del mundo y que tiene sus pantallas en computadoras de Dell, Hewlett-Packard y Apple, así como en los televisores de Sony.

“Sustituye al papel, la impresión, la edición, los libros de texto y así sucesivamente”, dijo Liu, encargado del negocio de pantallas para consumidor de su empresa.

La creciente variedad de modelos que sale al mercado podría ayudar a bajar los precios e impulsar las ventas, haciendo de estos lectores portátiles la nueva serie de artículos que “hay que tener”.

Estos aparatos pesan menos que la típica novela y utilizan una nueva generación de pantallas ligeras y flexibles, o papel electrónico. Al desconectarlo, las imágenes permanecen sin cambios en la pantalla porque no necesita una fuente adicional de luz para leer.

Como no requieren retroiluminación como las LCD tradicionales, consumen mucha menos energía y son más ligeras. Normalmente se puede leer en un Kindle durante días sin recargarlo.

El brillante futuro de los llamados “libros online” es especialmente atractivo para los grandes fabricantes asiáticos de LCD, incluyendo AU su rival local Chi Mei Optoelectronics Corp, en momentos que afrontan un descenso en las ventas de los computadoras y televisores de pantallas planas.

¿EL FIN DEL PAPEL?

Kindle ha probado ser un éxito desde su lanzamiento en el 2007. Citigroup estimó que la industria minorista electrónica de Estados Unidos vendió medio millón de Kindles en el 2008, cerca un tercio más que el número de iPods vendidos por Apple en su primer año.

Algunos críticos sostienen que los libros online podrían ser una víctima de su propio éxito si los productores de teléfonos móviles ingresan al mercado y comienzan a incorporar la nueva tecnología LCD en sus propios modelos, incluyendo similares aplicaciones de lectura.

Otros dispositivos también podrían incorporar aplicaciones parecidas a las de los libros online.

“Aparecerán más plataformas de lectura digital de bajo precio. Los netbook (computadoras sencillos de bajo costo), por ejemplo, son mucho más baratos”, indicó Jeremy Huang, que supervisa el mercado de libros online para Market Intelligence Center, una empresa taiwanesa de investigación de mercado.

Los netbook, mini computadores de bajo costo, se venden por un mínimo de 299 dólares, mientras que un Kindle llega a los 359 dólares en el mercado minorista y el último modelo de Sony Reader alcanza cerca de 349 dólares.

La firma de investigación de mercados iSuppli Corp proyecta un aumento de las utilidades globales de este dispositivo a 291 millones de dólares para el 2012, con una tasa de crecimiento anual de 143 por ciento a partir del 2007. La cifra aún es mucho menor que los 72.000 millones de dólares para grandes pantallas de LCD, registrada el año pasado.

Para ayudar al mercado de libros online, algunos analistas señalan que los editores podrían subsidiar dispositivos de lectura digital, o incluso aplicar un método de subscripciones anuales.

El uso de lectura digital en otros dispositivos, como señales, también podría ayudar en escala económica, disminuyendo los costos.

“Las pantallas reemplazarán al papel, eso es un hecho. Pero dudo que los libros online obtengan un gran pedazo de este mercado en los próximos dos años”, dijo Park Hyun, analista de Prudential Investment & Securities.

“Ellos se están preparando para el nuevo negocio, pero eso no significará mucho para su empresa o en las utilidades hasta que el mercado crezca”, indicó.

Reporte de Baker Li; Reporte Adicional de Rhee So-eui en Seúl, Traducido por Redacción de Madrid; Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below