12 de octubre de 2009 / 13:05 / en 8 años

Por primera vez una mujer gana Nobel Economía

ESTOCOLMO (Reuters) - Una profesora estadounidense que mostró cómo los usuarios de una propiedad común pueden administrarla exitosamente se convirtió el lunes en la primera mujer que gana el Premio Nobel de Economía, compartido con un experto en la resolución de conflictos.

<p>La economista estadounidense Elinor Ostrom celebra su premio Nobel de Econom&iacute;a en la Universidad de Indiana en Bloomington, 12 oct 2009. Una profesora estadounidense que mostr&oacute; c&oacute;mo los usuarios de una propiedad com&uacute;n pueden administrarla exitosamente se convirti&oacute; el lunes en la primera mujer que gana el Premio Nobel de Econom&iacute;a, compartido con un experto en la resoluci&oacute;n de conflictos. Elinor Ostrom desaf&iacute;o el saber convencional con estudios que demostraron que la propiedad administrada por usuarios -como bancos de peces o &aacute;reas forestales- en la mayor&iacute;a de los casos es mejor manejada que lo que las teor&iacute;as comunes predec&iacute;an. REUTERS/John Sommers II</p>

Elinor Ostrom desafío el saber convencional con estudios que demostraron que la propiedad administrada por usuarios -como bancos de peces o áreas forestales- en la mayoría de los casos es mejor manejada que lo que las teorías comunes predecían.

“Dado que descubrimos que los burócratas a veces no tienen la información correcta mientras que los ciudadanos y usuarios sí, esperamos que aliente a un sentido de capacidad y poder”, dijo la profesora en una conferencia de prensa por teléfono.

Las ideas aceptadas previamente indicaban que los bienes comunes eran mal manejados y que deberían ser regulados en forma centralizada o privada.

La Real Academia Sueca de Ciencias dijo que el premio de 10 millones de coronas suecas (1,4 millones de dólares) reconoció a Ostrom por mostrar cuan frecuentemente la propiedad puede ser manejada por asociaciones de usuarios y al estadounidense Oliver Williamson, en tanto, por su teoría sobre la resolución de conflictos corporativos.

Cada uno recibirá la mitad del monto.

“Durante las últimas tres décadas, estas contribuciones han avanzado en la investigación sobre la gestión de la economía desde el margen hasta la vanguardia de la atención científica”, dijo el comité del galardón en un comunicado.

OTRA SORPRESA

Tras una semana de sorpresas de premios Nobel que incluyó la inesperada distinción al presidente estadounidense Barack Obama con el galardón de la paz, el premio económico amenazaba ser un anti-clímax.

Pero la elección de una mujer para un premio en un campo dominado por hombres sumaba un giro final a la premiación de este año, que vuelve a demostrar la inclinación de la academia por las sorpresas.

Ostrom se mostró sorprendida.

“Hay muchas, muchas personas que han luchado y ser elegida para este premio es un gran honor y todavía estoy un poquito en shock”, dijo.

Por su parte la profesora Tore Ellingsen, miembro de la academia, dijo que espera “que sea una inspiración para las investigadoras, que no hay que ser un hombre para ganar un premio de economía”.

“Hay que mirar hacia atrás y darse cuenta qué pocas mujeres han alcanzado posiciones catedráticos en economía, y también que el premio es entregado para trabajos con al menos 20 años de antigüedad”, añadió.

El profesor Leif Lewin de la academia recalcó que era inusual entregar el premio a un científico político, pero la materia hacia que fuera una opción popular. “No creo que sea polémico como han sido muchos premios del pasado,” indicó.

La academia dijo que Ostrom y Williamson, de la Universidad de California, Berkeley, ayudaron a explicar cómo el análisis económico puede iluminar la mayoría de las formas de organización social.

“Las transacciones económicas tienen lugar no sólo en los mercados, sino también en firmas, asociaciones, hogares y agencias. Mientras la teoría económica ha iluminado en forma abarcadora las virtudes y limitaciones del mercado, tradicionalmente ha prestado menor atención a otros arreglos institucionales,” indicó.

Ostrom, de 76 años, cuyo trabajo estuvo parcialmente inspirado en Williamson, recopiló su investigación más importante en un libro de 1990 llamado “Governing the Commons: the Evolution for Collective Action”.

Williamson, de 77 años, hizo la mayor parte de sus trabajos clave en la década del 1970.

Demostró cómo pueden prosperar organizaciones jerárquicas porque son efectivas en la resolución de conflictos y, de algún modo, más eficientes que los sistemas basados en el mercado.

Pero también argumentó que podían emerger problemas cuando la autoridad ejecutiva era abusada, volviendo a esos sistemas menos productivos.

Williamson, quien dijo que la posibilidad de ganar un premio Nobel siempre pasaba por su mente en esta época del año, aseguró que es un “gran placer”.

En una entrevista con Reuters, el economista dijo estar agradecido de ver cómo la teoría de organizaciones se convirtió en un campo vibrante con el paso de los años.

También se refirió a la necesidad de reformas tras la crisis económica global y aseguró que esta materia da una herramienta para hacerlo.

“¿Hay relaciones entre la Fed y el sector bancario, en el que tiene una gran influencia, que no se han analizado tanto como debió hacerse en términos de organización?”, se preguntó.

El Nobel de Economía, oficialmente denominado premio Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel, fue establecido en 1968.

(1 dólar = 7,037 coronas suecas)

Reporte de Anna Ringstrom y Adam Cox; Editado en español por César Illiano y Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below