China promete reformas orientadas al mercado, FMI apunta al yuan

domingo 18 de marzo de 2012 08:23 GYT
 

Por Kevin Yao y Koh Gui Qing

PEKIN, (Reuters) - China no debe postergar la aplicación de duras reformas económicas, dijo el domingo el viceprimer ministro Li Keqiang, destacando la postura de Pekín a favor de un cambio orientado al mercado tras la remoción esta semana de un ambicioso líder local que buscaba un mayor rol del Estado en la economía.

Li, que se espera ampliamente suceda a Wen Jiabao como primer ministro en una transición de poder más adelante en el año, prometió políticas flexibles para mantener activa la economía y los precios estables, centrándose en el estímulo de la demanda doméstica y buscando reformas estructurales para una expansión equilibrada.

"China ha alcanzado un período crucial respecto al cambio de su modelo económico y (ese cambio) no puede ser retrasado. Las reformas han entrado en una etapa severa", afirmó, en comentarios similares a los realizados por Wen esta semana.

"Aplicaremos políticas más específicas, flexibles y orientadas al futuro para mantener un crecimiento económico relativamente acelerado y contar con niveles de precios básicamente estables", sostuvo en su discurso durante una conferencia de políticas económicas, a la que asistieron altos funcionarios chinos, la jefa del FMI y decenas de empresarios.

El viceprimer ministro afirmó además que China "profundizará las reformas a los impuestos, el sector financiero, los precios, la distribución de ingresos y buscará avances en áreas clave para dejar que las fuerzas del mercado tengan un mayor rol en la asignación de recursos".

El renovado énfasis de Li en reformas a favor del crecimiento se produce después de que Wen dijera que el país debe afrontar una osada reforma política a fin de evitar que la segunda mayor economía del mundo tropiece, y prometiera usar su último año en el poder para atacar un descontento social que según dijo podría generar caos.

En una rueda de prensa al final del Congreso Nacional del Pueblo (CNP), Wen afirmó que el crecimiento soportaría mejor los riesgos de las presiones externas, la propiedad local y la inflación y una deuda de 10.700 billones de yuanes (1,7 billones de dólares) de los gobiernos locales.

El líder chino redujo la meta oficial de crecimiento de China en el 2012 a un 7,5 por ciento, desde el 8 por ciento al que se apuntó en los últimos ocho años, y buscó a dejar el camino listo para la implementación de reformas en áreas como los subsidios, sin presionar la inflación.   Continuación...