Ex mayordomo del Papa se niega a que revisen su computadora

lunes 5 de noviembre de 2012 08:58 GYT
 

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El ex mayordomo del Papa Benedicto XVI, que fue encarcelado por robar y filtrar documentos clasificados del pontífice, se negó a que técnicos revisen la computadora que utilizó durante seis años antes de ser arrestado.

La noticia se dio a conocer luego de la primera audiencia del juicio contra Claudio Sciarpelletti, un experto informático que está acusado de ayudar e incitar al ex mayordomo del Papa Paolo Gabriele en la filtración de archivos del Vaticano.

Abogados dijeron a la corte que Gabriele se negó a que su computadora fuera revisada por técnicos.

Gabriele fue condenado por robo con agravante en un juicio diferente el mes pasado, y se le sentenció a 18 meses de cárcel por sustraer documentos considerados delicados y filtrarlos a los medios. Se guardó parte de esa información confidencial en su computadora.

Gabriele, que solía ser uno de los más cercanos ayudantes del pontífice, admitió haber filtrado los documentos en lo que dijo era un intento por ayudar a develar la corrupción y "el mal" en la sede de una religión que cuenta con 1.200 millones de fieles.

Las filtraciones derivaron en una de las mayores crisis del papado de Benedicto XVI, avergonzando al Vaticano en un momento difícil en el que intentaba dejar atrás una serie de escándalos de abusos a niños por parte de sacerdotes, y la mala gestión de su banco.

Funcionarios del Vaticano dicen que el papel de Sciarpelletti fue secundario y esperan que el juicio sea más rápido que el del mayordomo, que duró sólo cuatro sesiones.

Tras las deliberaciones preliminares, el juicio a Sciarpelletti fue aplazado hasta el sábado.

(Reporte de Philip Pullella. Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo)

 
<p>Imagen de archivo de la plaza San Pedro en El Vaticano, oct 21 2012. El ex mayordomo del Papa Benedicto XVI, que fue encarcelado por robar y filtrar documentos clasificados del pont&iacute;fice, se neg&oacute; a que t&eacute;cnicos revisen la computadora que utiliz&oacute; durante seis a&ntilde;os antes de ser arrestado. REUTERS/Stefano Rellandini /Files</p>