Príncipe Mohammed bin Nayef será el nuevo ministro del Interior saudí

lunes 5 de noviembre de 2012 14:04 GYT
 

RIAD (Reuters) - Arabia Saudita designó el lunes al príncipe Mohammed bin Nayef como ministro del Interior, lo que marcó un movimiento significativo hacia una nueva generación de líderes de la familia gobernante del reino.

El príncipe Mohammed, hijo del difunto veterano ministro del Interior, el príncipe Nayef -fallecido en junio- es más conocido por haber sido el jefe de seguridad de Arabia Saudita por varios años y se ha ganado los elogios de países occidentales por su rol en la campaña contra al Qaeda.

La medida pone al príncipe Mohammed en un rol clave para la familia gobernante al-Saud y en uno que hasta ahora solo había sido ejercido por la generación gobernante actual.

El Ministerio del Interior emplea a más de medio millón de saudíes y administra a la policía, a la defensa civil, a la Inteligencia doméstica, las cárceles, los servicios fronterizos y a las sofisticadas fuerzas de seguridad del reino.

El rey Abdullah, el fallecido príncipe Nayef, el heredero al trono, príncipe Salman, y el príncipe Ahmed son todos hijos del fundador de Arabia saudita, el rey Abdulaziz, conocido como Ibn Saud.

"Asumiría que es de la segunda generación de príncipes que están más receptivos a la idea de reforma. Pero es bueno haciendo creer a todos que está de su lado. Eso es lo que hace a un político exitoso, afirmó el comentarista saudí Jamal Khashoggi.

"El príncipe Ahmed es dispensado de su posición como ministro del Interior ante su propia solicitud y se designa al príncipe Mohammed bin Nayef, dice un comunicado real publicado por la agencia Saudy Press.

(Reporte de Angus McDowall; reporte adicional de Asma Alsharif. Editado en español por Patricio Abusleme)

 
<p>Imagen de archivo del pr&iacute;ncipe Mohammed bin Nayef durante una parada militar en La Meca, Arabia Saudita, oct 20 2012. Arabia Saudita design&oacute; el lunes al pr&iacute;ncipe Mohammed bin Nayef como ministro del Interior, lo que marc&oacute; un movimiento significativo hacia una nueva generaci&oacute;n de l&iacute;deres de la familia gobernante del reino. REUTERS/Amr Abdallah Dalsh</p>