Nueva York realiza evacuaciones de cara a nueva tormenta

martes 6 de noviembre de 2012 23:01 GYT
 

Por Dan Burns y Michelle Nichols

NUEVA YORK (Reuters) - La ciudad de Nueva York ordenó el martes la evacuación de cientos de residentes de asilos de ancianos y el cierre de parques y playas antes de la llegada de una nueva tormenta amenazante, mientras la región lucha por recuperarse de las letales inundaciones y fuertes vientos del huracán Sandy.

El alcalde Michael Bloomberg dijo que los residentes de las zonas bajas de la ciudad y las áreas más golpeadas por Sandy también serían evacuados a refugios el miércoles, anticipando la llegada de una fuerte tormenta desde el nordeste.

"Simplemente no necesitamos mandar a nuestros primeros socorristas al océano a salvar a alguien que está haciéndose el tonto", dijo Bloomberg.

Las tareas de construcción en el exterior deben detenerse al mediodía del miércoles y los parques y playas cerrarán al mismo tiempo durante 24 horas. Bloomberg ordenó la evacuación el martes de más de 600 personas desde cuatro centros sanitarios en la sección Rockaways de Queens.

"Estas cuatro instalaciones están en la zona más fuertemente impactada de Rockaways y han estado funcionando con éxito gracias a la energía de generadores. Una marejada por la tormenta podría comprometer a sus generadores, lo que pondría en riesgo a sus residentes ancianos", dijo Bloomberg.

También dijo que se evacuaría a personas de la costa sur de Staten Island -donde vivía casi la mitad de las 40 personas que murieron en la ciudad de Nueva York debido al paso de Sandy.

Bloomberg enfatizó que las evacuaciones del miércoles, diagramadas para coincidir con el punto alto de las mareas, no serían generalizadas como las que se realizaron de forma obligatoria en grandes partes de la ciudad antes de que Sandy golpeara la región el 29 de octubre.

El ex huracán Sandy era una inusual súper tormenta híbrida cuando azotó la costa noreste de Estados Unidos, anegando ciudades litorales, inundando el metro de Nueva York y cortando la electricidad de millones de hogares. Dejó al menos 120 personas muertas en Estados Unidos y Canadá.   Continuación...