Políticos españoles prometen frenar desalojos después de suicidio

sábado 10 de noviembre de 2012 17:45 GYT
 

MADRID (Reuters) - El primer ministro conservador de España y el líder de la oposición buscan acordar medidas el lunes para frenar los desalojos de los propietarios de inmuebles por parte de los bancos luego de que el suicidio de una mujer por el embargo de su propiedad provocó la ira del público.

"El objetivo del texto es que nadie se quede sin casa", dijo el sábado Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general de los socialistas, de cara a la reunión del lunes con el Partido Popular en la que se prevé que salga un acuerdo para paralizar los desalojos.

El prestamista hipotecario del norte de España Kutxabank dijo que suspendería las ejecuciones hipotecarias después de que la ex edil socialista Amaia Egaña se arrojó el viernes desde el balcón de su departamento en un cuarto piso en Barakaldo, en el País Vasco, mientras funcionarios de la corte subían las escaleras para desalojarla.

La muerte de Egaña, el segundo suicidio relacionado con los embargos en España en las últimas semanas, sumó urgencia a un acuerdo alcanzado el miércoles entre el gobernante Partido Popular y los socialistas para buscar una solución bipartidista a las ejecuciones hipotecarias.

Graffitis que acusan a los banqueros de asesinato y que piden el fin de los desalojos aparecieron el sábado en algunas oficinas bancarias en el País Vasco, reportaron medios españoles.

"Estamos viendo cosas que a nadie nos gustaría ver, situaciones que son inhumanas", dijo Rajoy durante un mitin del PP en Lérida enmarcado en la campaña para las elecciones catalanas.

Una medida sería otorgar períodos de gracia, reportaron medios españoles. Rajoy dijo que las reglas no serían retroactivas, mientras que Rubalcaba pidió que los desalojos previos sean incluidos.

El total de ejecuciones hipotecarias judiciales en España ha ascendido a cerca de 400.000 desde 2008, cuando estalló la burbuja inmobiliaria, según datos del Consejo General del Poder Judicial.

El desempleo alcanzó un 25 por ciento en el tercer trimestre, un nivel récord, y la Comisión Europea espera que la economía se contraiga un 1,4 por ciento este año y el próximo, a medida que se prolonga la segunda recesión desde fines del 2009.   Continuación...