El "volcán de la desigualdad", reto del nuevo Gobierno chino

domingo 11 de noviembre de 2012 16:03 GYT
 

Por James Pomfret

YANGCHANG, China (Reuters) - En la montañosa localidad de Yangchang, en la provincia china de Guizhou, al suroeste del país, la casa de la familia Yang tiene el tejado agrietado y a punto de ceder, sostenido sólo por unos endebles troncos.

Casi sin dinero después de dejar sus trabajos en una ciudad costera, Yang Hechun y su marido volvieron hace poco al pueblo para cuidar de una abuela enferma de 71 años y dos hijos pequeños.

"Apenas podemos comer, mucho menos arreglar la casa", dijo Yang. "Ganamos un yuan, gastamos un yuan".

Mientras Pekín se prepara para la transición de poder que realiza cada década en el Congreso del Partido Comunista, que comenzó el jueves en Pekín, el mundo exterior asiste a un crecimiento inexorable de su poder económico: China es ahora la mayor exportadora del mundo, la segunda economía más grande y controla unos 3,2 billones de dólares en reservas de divisas extranjeras.

Sin embargo, la desconexión entre esos números y las vidas de familias como los Yang se encuentra en el centro de los problemas más desconcertantes para los nuevos líderes: cómo sostener el crecimiento económico, combatir la corrupción, reducir la brecha de riqueza y preservar la legitimidad del partido ante las crecientes quejas provocadas por décadas de gobierno con puño de hierro.

La mayoría de los economistas coinciden en que las reformas serán vitales para evitar el estancamiento y problemas socioeconómicos mayores. Lo que no está claro es cuán agresivos serán los nuevos líderes con las políticas.

Yang Hechun admite que la vida de su familia ha mejorado en la última década, pero sus problemas cotidianos tienen eco en pueblos, ciudades, campus y fábricas de todo el país.

1,5 DÓLARES DIARIOS   Continuación...