Congreso EEUU vuelve el martes a enfrentar el "abismo fiscal"

lunes 12 de noviembre de 2012 22:36 GYT
 

Por Rachelle Younglai y Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - En medio del temor global por la peligrosa división política en Washington, los legisladores de Estados Unidos vuelven el martes a la capital con un plazo de siete semanas para lograr un acuerdo frente a las alzas de impuestos y recortes al presupuesto que amenazan con provocar una nueva recesión.

La lucha post-electoral sobre el llamado "abismo fiscal" se está convirtiendo en una extensión de la campaña política, con los demócratas buscando reunir apoyo a un alza de impuestos a los ricos como parte de cualquier acuerdo y los republicanos respondiendo que tal postura devastará a los "creadores de empleo" de todo el país.

El presidente Barack Obama tiene programadas reuniones de alto perfil en la Casa Blanca con líderes de negocios, cívicos y laborales antes de una cumbre fijada para el viernes con los republicanos y demócratas de mayor rango en el Congreso.

Los líderes republicanos, entre ellos el ex nominado a la vicepresidencia Paul Ryan, han planificado su propia ronda de apariciones en televisión y conferencias de prensa para defender su postura.

Ambas partes generalmente concuerdan en la necesidad de evitar el golpe de los 600.000 millones de dólares de las severas medidas de reducción del déficit que acordaron en agosto del 2011. Ellos también reconocen la necesidad de reducir el déficit en el largo plazo y revisar el código tributario.

Discrepan, tal como lo hicieron durante la campaña electoral, sobre cómo lograr que el Gobierno supere la crisis inmediata y su principal punto de desacuerdo es si extender los recortes tributarios para todos, como quieren los republicanos, o sólo para quienes ganan menos 250.000 dólares, como quiere el presidente.

El presidente y los republicanos en el Congreso han realizado declaraciones más conciliadoras desde la elección sobre la posibilidad de lograr un acuerdo. Pero el lunes quedó claro que ambas parte aún está distanciadas, lo que fija el escenario para un prolongado debate que podría mantener a los inversores nerviosos durante el resto del año.

Obama ganó la reelección la semana pasada, pero el Congreso sigue dividido, los demócratas controlan el Senado y los republicanos manejan la Cámara de Representantes.   Continuación...