14 de noviembre de 2012 / 14:37 / hace 5 años

ENTREVISTA-El mundo ahora tiene que ayudarnos: líder coalición Siria

* Atassi es vicepresidenta de la nueva coalición de la oposición

* Culpa del caos en Siria a reticencia del mundo en respaldar a rebeldes

* Dice “pelota está en el campo de la comunidad internacional”

Por Rania El Gamal

DOHA (Reuters) - El mundo debe ayudar a los rebeldes sirios a luchar contra el presidente Bashar al-Assad tan pronto como la nueva coalición opositora demuestre su influencia en el terreno, dijo el miércoles una de sus líderes.

Hasta ahora, las potencias occidentales se han mostrado reticentes a brindar respaldo militar a los insurgentes, carentes de una estructura de comando disciplinada, ya que temen que armas sofisticadas puedan llegar a militantes islámicos que luego podrían usarlas contra Occidente o Israel.

Pero Suhair al-Atassi, vicepresidenta de la coalición forjada en Qatar el fin de semana, dijo que la ausencia de ayuda militar externa para los rebeldes sólo ha aumentado la militancia islamista.

“Cuando la comunidad internacional dio la espalda al pueblo sirio temiendo un incremento de los islamistas, alentó su extremismo”, dijo la activista en favor de la democracia.

Lo que comenzó como una serie de protestas pacíficas contra Assad hace 20 meses, se ha tornado en una guerra civil en la cual 38.000 personas han muerto y en la que tanto los rebeldes como el Ejército sirio y las milicias pro-Assad han cometido atrocidades.

Los grupos musulmanes suníes de la yihad son ahora prominentes en la lucha y Siria corre el riesgo de quedar atrapada en una guerra sectaria que podría desestabilizar también a Irak, Israel, Jordania, Líbano y Turquía.

La oposición ha creado un organismo que representa “el peso real de las fuerzas revolucionarias” y ahora debe probar que tiene legitimidad en el terreno, dijo Atassi en una entrevista con Reuters.

“La pelota está ahora en el campo de la comunidad internacional”, agregó la líder. “No hay más excusa para decir que ‘estamos esperando ver cuán eficiente es este nuevo ente’. Solían poner a la oposición a prueba. Ahora nosotros los ponemos a prueba a ellos”, agregó.

Francia y seis estados del Golfo Pérsico han reconocido totalmente a la nueva coalición, pero Estados Unidos y otras naciones señalan que el organismo necesita más tiempo para demostrar su capacidad de mando.

París dijo que analizará la entrega de armas a los rebeldes una vez que el organismo forme un Gobierno interino.

Atassi, una de las pocas mujeres sirias activistas con rol de liderazgo público, dijo que la flamante Coalición Nacional Siria para la Oposición y las Fuerzas Revolucionarias pretendía ser el único canal del apoyo financiero, humanitario o militar.

“Ahora no hay motivo para mantener alejadas las armas de calidad del (rebelde) Ejército de Siria Libre. Ahora hay un cuerpo unificado, responsable, a través del cual las fuerzas del ejército y revolucionarias pueden organizarse”, añadió.

RECONCILIACIÓN

Atassi, de una familia de Damasco con antecedentes de haber desafiado al gobernante Partido Baath, dijo que los esfuerzos de reconciliación y el diálogo con los militantes deben comenzar ya para evitar que Siria entre en un caos y un derramamiento de sangre sectario en la era post-Assad.

Los rebeldes, fundamentalmente suníes, están luchando por derrocar a Assad, cuya minoritaria secta alauita es una rama del islam chiita. En Siria también conviven minorías drusas, cristianas, ismailíes y kurdas.

“Tenemos que comenzar las conversaciones (de reconciliación) desde ahora. Lo que suceda después de la caída del régimen será la cosecha de lo que sembremos hoy”, dijo Atassi en Doha, capital de Qatar.

“Por supuesto, habrá una reacción de una persona cuya hermana, madre o hija es secuestrada o ve que asesinatos delante de su cara. Siempre hay temor de revancha (...) Pero en lugar de entender a esas personas y hablar con ellas, las expulsaremos a un rincón”, agregó Atassi.

La líder dijo que el diálogo debería incluir a los musulmanes ultraortodoxos salafistas y a militantes de grupos como el Frente Nusra, inspirado en al Qaeda, que en ocasiones cooperan con otras facciones rebeldes.

“Todavía hay una posibilidad. Tenemos que sentarnos y hablar con ellos. Si lo dejamos para cuando sea demasiado tarde, se volverán más grandes y extremistas”, consideró.

Atassi, de 40 años y madre de un hijo, dijo que se había sentado personalmente con salafíes y miembros del Frente Nusra.

Conocida defensora de los derechos humanos, la líder fue brutalmente detenida en Damasco durante la primera protesta en Siria en marzo del 2011 por demandar la liberación de presos políticos.

Una corte la acusó de “sembrar división”, pero luego fue liberada.

Atassi dijo que las mujeres deben tomar un rol activo en la comunicación con los involucrados en la lucha contra Assad.

“Es importante que las mujeres trabajen con los grupos armados, no portando armas sino sosteniendo un diálogo y cooperando en la asistencia humanitaria con ellos. Son nuestro pueblo”, expresó.

Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below