Informe nuclear ONU sobre Irán ofrecería oportunidad diálogo con Occidente

miércoles 14 de noviembre de 2012 11:37 GYT
 

Por Fredrik Dahl

VIENA (Reuters) - Irán habría incrementado el número de centrífugas en una planta nuclear subterránea en casi un tercio en tres meses, dijeron diplomáticos, subrayando la difícil tarea que enfrentan las principales potencias que presionan a Teherán para que frene sus actividades atómicas.

Sin embargo, a pesar de una expansión importante de su capacidad para refinar uranio en las instalaciones de Fordow, en las profundidades de una montaña, Irán aun no parece haber encendido sus recién instaladas centrífugas de enriquecimiento, si bien esto podría ocurrir pronto, dijeron los representantes.

Un informe de la ONU sobre el programa nuclear de Irán también mostraría esta semana que sigue utilizando parte de sus materiales más sensibles como combustible para reactores, lo que hace que no esté disponible, al menos en forma temporal, para el desarrollo inmediato de armas atómicas.

Esto podría ayudar para "comprar más tiempo para el diálogo", dijo un diplomático occidental, refiriéndose a esfuerzos internacionales para buscar una solución diplomática a la disputa que comenzó hace una década y evitar la amenaza de una nueva guerra en Oriente Medio.

También podría explicar por qué Israel, que sería el único Estado con armas nucleares en la región, señaló recientemente que un ataque contra sitios nucleares de la República Islámica no es inminente, tras meses de especulación de que podría ocurrir.

Sin embargo, otro enviado occidental dijo que el hecho que Irán estaba convirtiendo parte de su gas de uranio de mayor grado, técnicamente a un pequeño paso de obtener material apto para armas nucleares, en polvo de óxido para combustible no debería distraer frente a su principal rebeldía nuclear.

"No han respondido a las preguntas (del organismo nuclear de la ONU), no han suspendido su enriquecimiento como requirió el Consejo de Seguridad de la ONU, por lo que cualquier otra cosa que hagan en los márgenes no viene al caso", opinó el diplomático.

Teherán niega acusaciones de Estados Unidos e Israel de que busque la capacidad para crear armas nucleares y asegura que su programa es totalmente pacífico. Sin embargo, inspectores de la ONU sospechan de un trabajo nuclear ligado a lo militar en el pasado y posiblemente también en el presente.   Continuación...