Con promesas de ayuda, Obama visita zonas afectadas por Sandy

jueves 15 de noviembre de 2012 16:25 GYT
 

Por Mark Felsenthal y Chris Francescani

STATEN ISLAND, EEUU (Reuters) - El presidente estadounidense, Barack Obama, prometió el jueves mantener el apoyo a las áreas golpeadas por el paso de Sandy hace dos semanas, durante un recorrido por las zonas afectadas en el que intentó mostrar su preocupación por los damnificados por la devastadora tormenta.

Los preparativos del Gobierno y la reacción inmediata a la tormenta fueron rápidos y no generaron ninguna crítica, a diferencia de lo ocurrido con el manejo del ex presidente George W. Bush ante el huracán Katrina en el 2005. Obama incluso logró algunos halagos poco comunes de sus oponentes políticos.

"Hay muchas cosas en el corto plazo que deben enfrentarse y vamos a asegurarnos de estar aquí mientras la gente necesite esa ayuda inmediata", dijo Obama ante un grupo de funcionarios electos, voluntarios y sobrevivientes tras recorrer partes de Nueva York golpeadas por la tormenta.

"Pero también sabemos que se necesitará una reconstrucción en el largo plazo", agregó.

El mandatario anunció que había designado al secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Shaun Donovan, como el encargado del esfuerzo de reconstrucción en el largo plazo y prometió que su Gobierno seguiría trabajando con los gobernadores y las delegaciones parlamentarias de Nueva York y Nueva Jersey.

"Tengo que decírselos, las aseguradoras y algunos otros amigos del sector privado involucrados en esto, también necesitamos que muestren algo de corazón y algo de espíritu para ayudar a las personas a reconstruir", afirmó.

Obama buscó atender el creciente malestar de los damnificados por el desastre, que están cada vez más frustrados por la falta de electricidad, escasez de gasolina y obstáculos burocráticos a la recuperación.

El viaje del mandatario se produjo poco después de que obtuvo la reelección el 6 de noviembre. Su campaña logró un impulso en los días previos a la votación por sus imágenes confortando a los residentes de Nueva Jersey que habían perdido sus negocios por la tormenta.   Continuación...