Seis detenidos en Italia por secuestrar a contador de Berlusconi

lunes 19 de noviembre de 2012 17:52 GYT
 

ROMA (Reuters) - La policía italiana hizo público el lunes un intento de extorsión al ex primer ministro Silvio Berlusconi por parte de delincuentes que retuvieron a su contador como rehén y ofrecieron vender documentos sensibles por 35 millones de euros (44,47 millones de dólares).

La Policía dijo en una rueda de prensa en Milán que había detenido a tres italianos y tres albaneses bajo sospecha de secuestro y extorsión, pero muchas preguntas siguen abiertas en lo que los medios locales siguen considerando un misterioso episodio.

Tres hombres, señaló la Policía, retuvieron a Giuseppe Spinelli y su mujer en su casa durante la noche del 15 de octubre y pidieron dinero a cambio de documentos que, según dijeron, ayudarían a Berlusconi a ganar un juicio de apelación.

No estaba claro con la información de la rueda de prensa de qué clase de documentos se trataba. Spinelli dijo a la policía que había visto algunos, pero las autoridades no entraron en detalles.

Los extorsionadores dijeron al contador que los papeles darían la vuelta a una decisión judicial de 2011 que obligó al imperio Fininvest de Berlusconi a pagar 560 millones de euros a la firma mediática rival CIR en compensación por una batalla por la compra de la editorial Mondadori que se vio marcada por la corrupción.

Los delincuentes forzaron a Spinelli a llamar a Berlusconi en la mañana del 16 de octubre y hablarle de los documentos.

Berlusconi llamó a su abogado, que a su vez se comunicó con Spinelli cuando los delincuentes seguían allí. Los secuestradores se marcharon tras llegar a un acuerdo para volver a ponerse en contacto con Spinelli y se hizo al menos otro contacto telefónico.

Las autoridades no fueron informadas hasta más de 24 horas después, cuando los abogados de Berlusconi presentaron una demanda.

Niccolo Ghedini, el abogado del magnate, explicó a la prensa que había llamado a Spinelli y le dijo que pidiera a los delincuentes que llevaran los documentos a la residencia de Berlusconi en Milán.   Continuación...