Papa pide a palestinos e israelíes que pongan fin a conflicto en Gaza

miércoles 21 de noviembre de 2012 11:29 GYT
 

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El Papa Benedicto XVI pidió el miércoles a los líderes israelíes y palestinos que tomen "decisiones valientes" para poner fin a un conflicto que, según el pontífice, corre el riesgo de extenderse al resto de Oriente Medio.

El líder de la Iglesia Católica declaró ante peregrinos y turistas reunidos para su audiencia general semanal en la plaza de San Pedro que apoyaba los esfuerzos para negociar un alto el fuego en la Franja de Gaza.

"Apelo a las autoridades de ambas partes a que tomen decisiones valientes en favor de la paz y que pongan fin a un conflicto que tiene repercusiones negativas en todo Oriente Medio, que ya se ve atormentado por demasiados conflictos y por tanto tiene necesidad de paz y reconciliación", afirmó.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, intentaba el miércoles conseguir una tregua en Gaza, mientras Israel y Hamas aún se encuentran enfrentados por condiciones clave de cualquier alto a las hostilidades.

Israel ha perpetrado más de 1.500 ataques desde que inició sus incursiones en Gaza. Funcionarios médicos en el enclave costero dicen que 139 palestinos han muerto, la mayoría de ellos civiles. Entre las víctimas fatales hay 34 niños.

Militantes palestinos han lanzado casi 1.400 proyectiles hacia Israel, matando a cuatro civiles y a un soldado, dijo el Ejército del Estado judío.

El miércoles, una explosión en un autobús público de Tel Aviv dejó 10 heridos, en un incidente que las autoridades describieron como un atentado terrorista.

(Reporte de Philip Pullella; Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo)

 
<p>El Papa Benedicto XVI durante una audiencia en el Vaticano el mi&eacute;rcoles. 21 de noviembre, 2012. El Papa Benedicto XVI pidi&oacute; el mi&eacute;rcoles a los l&iacute;deres israel&iacute;es y palestinos que tomen "decisiones valientes" para poner fin a un conflicto que, seg&uacute;n el pont&iacute;fice, corre el riesgo de extenderse al resto de Oriente Medio. REUTERS/Alessandro Bianchi</p>