Países en desarrollo presionan a los ricos antes de hablar sobre clima

miércoles 21 de noviembre de 2012 08:59 GYT
 

PEKIN (Reuters) - Las conversaciones para un nuevo tratado sobre el cambio climático que tendrán lugar en Qatar la próxima semana no avanzarán a menos que las naciones ricas prometan recortes de las emisiones de gases de efecto invernadero más ambiciosos, dijeron los cuatro principales países en vías de desarrollo.

Brasil, China, India y Sudáfrica, conocidos en este tipo de conversaciones como el bloque BASIC, lanzaron un comunicado conjunto diciendo que la responsabilidad del resultado de la última ronda de Naciones Unidas sobre el clima que tendrá lugar en Doha, está en manos de los países ricos.

"Los ministros reafirmaron que el Protocolo de Kioto sigue siendo un componente clave del régimen climático internacional y que su segundo período de compromiso es la clave aplicable para Doha y la base esencial para la ambición dentro del régimen", dijeron.

Añadieron que los países ricos deben marcar objetivos más ambiciosos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, que están muy por debajo de lo que los científicos dicen que se necesita para evitar un cambio climático fuera de control.

El protocolo de Kioto, el único tratado internacional que establece objetivos legalmente vinculantes para recortar las emisiones de gases de efecto invernadero, expira a finales de este año. Cerca de 30 países europeos y Australia han señalado que están preparados para afrontar nuevos objetivos.

Pero los mayores emisores, Canadá, Japón, Rusia y Estados Unidos no participarán, diciendo que el pacto de Naciones Unidas no tendrá un impacto medioambiental hasta que no se impongan unos objetivos parecidos a los principales países en vías de desarrollo, incluyendo China e India.

China e India son el primer y tercer emisor de gases de efecto invernadero del mundo, respectivamente.

Un informe publicado esta semana por el Instituto de Recursos Mundiales, un grupo de expertos de Estados Unidos, mostró que dos tercios de las plantas planeadas para funcionar con carbón en el mundo serán construidas en China e India, con lo que su producción de carbono continuará aumentando.

Los países desarrollados están dispuestos a iniciar negociaciones sobre un nuevo tratado para frenar las emisiones en todos los países.   Continuación...