26 de noviembre de 2012 / 15:28 / en 5 años

Gen que permite sobrevivir a embriones podría combatir enfermedades: estudio

Por Tan Ee Lyn

HONG KONG (Reuters) - Un gen que mantiene vivos a los embriones parece controlar el sistema inmune y determinar cómo lucha contra enfermedades crónicas como la hepatitis y el VIH, y condiciones autoinmunes como la artritis reumatoidea, dijeron el lunes científicos.

Aunque los expertos sólo han realizado estudios sobre el gen Arih2 en ratones, esperan que pueda usarse como un objetivo para medicamentos que finalmente logren combatir una serie de enfermedades incurables.

El principal autor del estudio, Marc Pellegrini, del Instituto de Investigación Médica Walter and Eliza Hall en Australia, dijo que el gen parece actuar como un interruptor, activando y desactivando el sistema inmune.

“Si el gen está activado, suprime (...) la respuesta inmune. Y si se desactiva, refuerza enormemente las respuestas inmunes”, dijo Pellegrini en una entrevista telefónica.

“Es probablemente uno de los pocos genes y caminos que son muy alcanzables y que podrían convertirse en un medicamento muy rápidamente”, agregó.

Arih2 fue primero identificado por otro grupo de científicos en la mosca de la fruta, pero consiguió el interés del equipo de Pellegrini por sus supuestos vínculos con el sistema inmune.

En un documento publicado en Nature Immunology, Pellegrini y su equipo describieron cómo los embriones de ratones murieron cuando el gen fue extraído.

Después, quitaron el gen de ratones adultos y se percataron de cómo se veían impulsados sus sistemas inmunes por un corto período de tiempo. Pero rápidamente se pusieron en marcha y comenzaron a atacar las propias células sanas de los roedores, su piel y sus órganos.

“Los ratones sobrevivieron bastante bien durante seis semanas. Después empezaron a desarrollar estas respuestas inmunes muy hiperactivas y si lo dejas demasiado tiempo, comienza a reaccionar contra el mismo cuerpo”, dijo Pellegrini.

Pellegrini y sus colegas esperan que los científicos puedan estudiar el gen y usarlo con un fin médico que combata un gran espectro de enfermedades.

“Es como un acelerador. En las enfermedades infecciosas, quieres pisar el freno de este gen, y para las enfermedades autoinmunes, quieres pisar el acelerador para hacer que funcione con más fuerza para detener la respuesta inmune completa”, declaró Pellegrini.

“Cuanto más trabaja el gen, menos respuesta inmune hay. Y cuando menos activo es el gen, más respuesta inmune”, explicó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below