Favorito a liderar Japón reitera llamado a estímulo audaz BOJ

martes 27 de noviembre de 2012 08:24 GYT
 

Por Leika Kihara

TOKIO (Reuters) - El líder de la oposición y quien posiblemente será el próximo primer ministro de Japón, Shinzo Abe, reiteró el martes un llamado para aplicar un estímulo monetario y fiscal más audaz, al advertir que el país no podrá restaurar la solidez financiera a menos que supere la deflación.

Abe, líder del Partido Liberal Democrático (PLD), favorito para ganar la elección del próximo mes, destacó que erradicar la deflación no es sólo importante para reactivar el crecimiento, sino también para corregir la salud fiscal de Japón.

Las recaudaciones fiscales no aumentarán, indicó, a menos que las empresas y los hogares comiencen a gastar más bajo la creencia de que los precios aumentarán en el futuro.

Abe también dijo que si el Gobierno tuviera que establecer un objetivo de política para el Banco de Japón (BOJ) no estaría infringiendo necesariamente la independencia del banco central, siempre y cuando conserve la libertad de decidir cómo hacerlo.

"El Gobierno y el Banco de Japón deben alcanzar un acuerdo político y discutir una meta de inflación para perseguir un audaz alivio monetario. La 'meta' del 1 por ciento ya anunciada por el banco no basta. En su lugar, debe ser un 'objetivo' de un 2 por ciento", dijo Abe a un simposio debatiendo la estrategia de crecimiento de Japón.

"La mayoría de los bancos centrales en el mundo, a excepción del de Japón, establecen objetivos de política con el Gobierno o en respuesta a las peticiones del Gobierno", dijo, reiterando su opinión de que el Banco de Japón debe rendir cuentas no sólo por lograr la estabilidad de precios, sino por impulsar el empleo.

Abe, un ex primer ministro elegido en septiembre para encabezar de nuevo al PLD, ha pedido que el Banco de Japón (BOJ) ofrezca un alivio monetario "ilimitado", fijando un objetivo de inflación del 2 por ciento y que comparta una meta común con el Gobierno, posiblemente mediante la revisión de una ley que garantice su independencia.

La exigencia provocó un retroceso del yen ante las expectativas de que se produzca un relajamiento más pronunciado de la política monetaria en caso de que Abe gane las elecciones.   Continuación...