China reporta aumento de casos de VIH/sida, futuro líder promete ayuda

miércoles 28 de noviembre de 2012 10:55 GYT
 

PEKIN (Reuters) - El número de nuevos casos de VIH en China subió en los primeros 10 meses del año y el futuro primer ministro Li Keqiang prometió apoyar a grupos no gubernamentales para que tomen un rol más central en el combate de la epidemia, que se esparce rápidamente entre los sectores más vulnerables de la población.

La cifra de nuevos casos de sida subió casi un 13 por ciento de enero a octubre, en comparación con el mismo período del año pasado, mientras que el número de personas infectadas con VIH de más de 50 años se mantuvo en un 20 por ciento, dijo la agencia de noticias Xinhua.

Un total de 492.191 personas vivían con sida para fines de octubre en China, incluyendo 68.802 nuevos casos reportados este año, dijo la agencia de noticias estatal citando al Ministerio de Salud.

De los nuevos casos de sida en el período de 10 meses, el 84,9 por ciento contrajo el virus a través de contacto sexual y el ritmo de transmisión entre hombres homosexuales se elevó abruptamente, agregó.

Durante una reunión con grupos no gubernamentales que trabajan en la lucha contra el sida, Li dijo que dejaría que estas organizaciones asuman un rol más activo para afrontar la epidemia.

"Ustedes entienden mejor lo que necesitan quienes sufren (...) El Gobierno continuará ofreciendo apoyo, dará mayor atención y escuchará las voces de la sociedad civil. Ustedes tendrán más espacio para ejercer su rol", indicó, citado por la televisión estatal.

Los pacientes con sida son altamente discriminados en China, incluso en los sistemas de salud estatales.

Durante la década del 1990, el Gobierno demoró en reconocer el problema y buscó encubrir los casos cuando miles de campesinos pobres de la provincia de Henan se infectaron a través de sistemas clandestinos de venta de sangre.

Li, que asumirá el poder actualmente de manos de Wen Jiabao en la reunión anual del Parlamento en marzo, trabajó en Henan entre 1998 y el 2004 y fue criticado por activistas por ayudar a encubrir el alcance de la crisis de salud en la provincia.