Rebeldes sirios están usando a niños para combates: Human Rights Watch

jueves 29 de noviembre de 2012 10:12 GYT
 

BEIRUT (Reuters) - Los rebeldes sirios que luchan por derrocar al presidente Bashar al-Assad han enviado a menores de edad a los combates y utilizaron a adolescentes de 14 años para transportar armas y suministros, dijo el jueves la organización Human Rights Watch.

El grupo con sede en Nueva York dijo que había entrevistado a cinco menores de entre 14 y 16 años que dijeron haber apoyado a los insurgentes en la provincia sureña de Derá, la región central de Homs y en la frontera norte con Turquía.

Tres de ellos, todos de 16 años, dijeron que portaron armas y uno dijo haber participado en misiones de ataque. Otros dos adolescentes, de 14 y 15 años, afirmaron haber apoyado a brigadas de rebeldes en labores de reconocimiento o transportando armas y suministros.

La Corte Penal Internacional (CPI) dice que reclutar a niños menores de 15 años o dejarlos participar en actividades hostiles es un crimen de guerra. La convención de Naciones Unidas sobre derechos de los niños exhorta a los estados a garantizar que los menores de 18 años no sean incluidos en combates.

"Todos los ojos están en la oposición siria para que prueben que intentan proteger a los niños de balas y bombas, en lugar de ponerlos en peligro", dijo Priyanka Motaparthy, investigadora sobre derechos de los niños en Human Rights Watch.

La experta instó a los comandantes rebeldes en Siria a "realizar un fuerte compromiso público contra la inclusión de niños en sus fuerzas y a verificar las edades de los adolescentes varones antes de permitirles integrar sus filas".

Un adolescente de 16 años del distrito de Khalidiyeh en la ciudad de Homs dijo a HRW que participó en misiones de combate.

"Yo solía portar un rifle Kalashnikov (...) Disparaba contra los puestos de seguridad (...) para capturarlos y tomar sus armas", dijo, y agregó que su unidad de 2.000 hombres le brindó entrenamiento para combatir.

"Nos enseñaron cómo disparar, cómo desmantelar y preparar un arma", dijo el adolescente a la agencia Human Rights Watch, quien se hizo voluntario junto a su hermano mayor y otros parientes.   Continuación...