Gurú del software McAfee dice que se fue de Belice y no se entregará

martes 4 de diciembre de 2012 09:49 GYT
 

Por Simon Gardner

MÉXICO DC (Reuters) - El gurú del software antivirus de Estados Unidos John McAfee dijo el lunes que se fue del país caribeño de Belice, donde la policía quiere interrogarlo por su relación con el asesinato de un vecino, y advirtió que no se entregará.

"No estoy en Belice. Es todo lo que diré", dijo McAfee a Reuters por teléfono desde un lugar no revelado. "Cada país que tiene frontera con Belice, por razones políticas, financieras y legales es muy parecido a Belice y nuestro plan es (...) llegar a un país seguro", agregó.

El ha estado escondido en las últimas tres semanas desde que la policía en Belice dijo que quería interrogarlo como "una persona de interés" por el asesinato de su compañero estadounidense Gregory Faull, con quien se había peleado.

McAfee dijo que cree que las autoridades de Belice lo matarían si se entrega para ser interrogado. El primer ministro de Belice ha negado la afirmación y llamó paranoico y "demente" al creador de software, de 67 años.

"Ellos han matado a mucha gente que se ha entregado. El último fue un señor (...) que se entregó. Solamente querían interrogarle. Le esposaron y le dispararon 14 veces", dijo McAfee al referirse a la policía de Belice.

"Ellos dijeron que trató de coger un arma y escapar, fue rodeado por una docena de hombres GSU (Unidad de Supresión de Pandilla). Supongo que no habría tenido muchas posibilidades y era un hombre inteligente, así que no tengo la intención de entregarme", añadió.

Habitantes de la isla caribeña de Ambergris Caye, donde vive McAfee y otros que lo conocen, lo describen como un hombre excéntrico e impulsivo que dejó su carrera como empresario de éxito en Estados Unidos por una vida de semi retiro en el antiguo refugio pirata de Belice.

McAfee ha estado publicando actualizaciones desde su escondite en su blog www.whoismcafee.com, diciendo que está acompañado por dos periodistas de la revista Vice y una mujer llamada Sam.   Continuación...