Sunitas protestan en Irak tras detención de personal de ministro

viernes 21 de diciembre de 2012 14:40 GYT
 

Por Patrick Markey y Raheem Salman

BAGDAD (Reuters) - Líderes sunitas en Irak acusaron al primer ministro chiita Nuri al-Maliki de represión después que soldados detuvieron a guardaespaldas de un ministro sunita, lo que desencadenó protestas en una provincia y amenazó con profundizar una crisis política en el país.

El incidente llegó horas después que el presidente Jalal Talabani, un kurdo que medió entre facciones sunitas, chiitas y kurdas, partió hacia Alemania para recibir tratamiento médico tras sufrir un accidente cerebrovascular que podría truncar su influencia conciliadora en la política del país.

La ausencia de Talabani y las tensiones políticas reanudaron las presiones sobre el frágil Gobierno compartido en Irak, que está dividido entre sectas y kurdos y ha pasado de crisis en crisis desde que las fuerzas armadas estadounidenses dejaron el país en diciembre de 2011.

En muchos casos, Maliki ha logrado que sus rivales se neutralicen entre sí y ha fortalecido sus alianzas en un complejo panorama político de cara a las elecciones provinciales el próximo año y los comicios parlamentarios en 2014.

Tras congregarse en plegaria, varios miles de manifestantes llenaron las calles en el bastión sunita de Anbar, bloqueando una carretera en Falluja para exigir la renuncia de Maliki mientras ondeaban banderas que decían: "La resistencia sigue en nuestras venas".

Líderes sunitas advirtieron que podrían apartarse del Gobierno e hicieron un llamado a un voto de censura para Maliki, al que acusan de abusar de su poder para marginar a rivales en las elecciones.

"Mi mensaje al primer ministro es que usted es un hombre que no cree en las asociaciones y no respeta la ley y la Constitución", dijo el ministro de finanzas Rafaie Esawi.

Esawi dijo que más de 100 guardaespaldas y personal de su cartera han sido detenidos ilegalmente, por lo que culparon a Maliki. La oficina del primer ministro dijo que sólo 10 guardaespaldas habían sido arrestados a instancias de leyes contra el terrorismo.

Un portavoz de la embajada de Estados Unidos dijo que cualquier acción de alguno de los partidos que vulnere la ley o provoque tensiones étnicas o sectarias "pone en riesgo los significativos progresos que ha hecho Irak".

(Reporte adicional de Aseel Kami y Suadad al-Salhy; redacción Patrick Markey, editado en español por Gabriela Donoso)

 
Imagen de archivo del primer ministro de Irak, Nuri al-Maliki, durante la ceremonia de apertura de la Universidad de Defensa para estudios militares en la zona verde de Bagad, jun 17 2012. Líderes sunitas en Irak acusaron al primer ministro chiita Nuri al-Maliki de represión después que soldados detuvieron a guardaespaldas de un ministro sunita, lo que desencadenó protestas en una provincia y amenazó con profundizar una crisis política en el país. REUTERS/Thaier al-Sudani