Obama elige en Kerry a un incondicional líder en política exterior

viernes 21 de diciembre de 2012 19:16 GYT
 

Por Patricia Zengerle

WASHINGTON (Reuters) - John Kerry abandonó su sueño presidencial tras una estrecha derrota ante el republicano George W. Bush en las elecciones estadounidenses del 2004, pero se forjó una nueva identidad con un líder de política exterior en el Congreso y un incondicional partidario del presidente Barack Obama.

El mandatario recompensó al senador por Massachusetts, en su quinto período en el cargo, el viernes al nominarlo para suceder a Hillary Clinton como secretario de Estado.

Kerry enfrentará una serie de problemas políticos como el principal diplomático de Estados Unidos, que van desde la crisis Siria y un estancamiento sobre el programa nuclear de Irán hasta planificar la próxima fase de las relaciones de Washington con potencias difícilescomo China y Rusia.

También enfrentará el desafío personal de reemplazar a Clinton, quien se ha convertido en una de las personas más populares y visibles del gabinete de Obama en sus cuatro años en el cargo.

La elección de Kerry se dio después de que Susan Rice, embajadora de Estados Unidos ante la ONU y la favorita para el cargo, retiró su nombre de la lista de consideración en medio de duras críticas por su manejo del mortal ataque contra el consulado de Washington en la ciudad libia de Bengasi.

Incluso los republicanos en el Congreso dijeron que esperan que Kerry pase velozmente el proceso de confirmación. El senador ha sido en ocasiones el enviado especial de Obama en tiempos de crisis.

Viajó a Afganistán en el 2009, en donde ayudó a convencer al presidente Hamid Karzai de acceder a una segunda vuelta electoral, y a Pakistán en el 2011 en medio de tensiones debido a que un empleado del Gobierno estadounidense había sido arrestado por matar a dos personas que supuestamente intentaron robarle.

Pero Obama ha centralizado las decisiones sobre seguridad nacional en la Casa Blanca y analistas dicen que la elección de Kerry podría señalar una mano más firme desde allí en el segundo período del presidente en el cargo.   Continuación...