24 de diciembre de 2012 / 14:22 / hace 5 años

China mejorará compensación por expropiación tierras para reducir tensiones

PEKIN (Reuters) - Autoridades chinas discutirán esta semana una mejora en la compensación para agricultores cuyas tierras son expropiadas, dijeron el lunes medios estatales.

La maniobra está diseñada para intentar contener el creciente enojo del sector rural por las cesiones obligadas de tierras.

Algunos académicos han instado al Gobierno a garantizar a los agricultores mayor control sobre sus tierras, en momentos en que las tensiones en torno al asunto crean un potencial problema para el Partido Comunista y su obsesión con la estabilidad.

La agencia de noticias oficial Xinhua dijo que un proyecto de enmienda en la Administración de Tierras modificaría un techo previo para el cálculo de la compensación -el cual los agricultores se quejan porque es demasiado bajo- y también garantizaría que el dinero se pague antes de que el territorio sea expropiado.

En el futuro, la compensación también cubriría las residencias rurales, los cultivos ya plantados e incluirán una recolocación de asignaciones y gastos de seguridad social, indicó el reporte.

"La expropiación ilegal de tierras rurales ocurre frecuentemente en algunas regiones. Se ha convertido en un problema prominente que pone en peligro la estabilidad social", dijo Xinhua, citando a Song Dahan, director de la Oficina de Asuntos Legislativos del Gabinete.

"El proyecto de enmienda establece el principio de 'compensación y recolocación primero, expropiación después'", señaló Song.

Los agricultores cuyas tierras son expropiadas y que se les haga difícil conseguir un nuevo trabajo recibirán capacitación, guías de empleo y otros tipos de asistencia para continuar trabajando, dijo Song.

Xinhua no aclaró cuándo entrarían en vigencia las nuevas normas.

Los agricultores chinos no son propietarios directos de sus campos. En cambio, la mayor parte de las tierras rurales pertenecen colectivamente a las localidades y los granjeros obtienen alquileres que duran décadas.

En teoría, los residentes pueden decidir colectivamente si venden o desarrollan la tierra. Sin embargo, en la práctica son las autoridades estatales las que usualmente deciden y, a la espera de obtener inversiones, ingresos y dividendos, suelen pasar por encima los deseos de los agricultores.

El número de "incidentes masivos" de disturbios registrados por el Gobierno chino creció de 8.700 en 1993 a unos 90.000 en el 2010, según varios estudios gubernamentales. Algunos estiman cifras mayores.

El Gobierno no ha publicado datos oficiales de los años recientes.

Las disputas por las cesiones de tierras constituyen más del 65 por ciento de los "incidentes masivos" rurales, reportó este año el periódico China Economic Times, citando datos de sondeos.

Reporte de Ben Blanchard. Editado en español por Damián Pérez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below