Irán rechaza acusación de interferencia en países árabes del Golfo Pérsico

miércoles 26 de diciembre de 2012 08:10 GYT
 

DUBAI (Reuters) - Irán rechazó las acusaciones de los estados del Golfo Pérsico de que se estaba entrometiendo en sus asuntos, diciendo que esos países estaban "huyendo de la realidad", informó el miércoles una agencia de noticias iraní.

Seis países aliados de Estados Unidos reclamaron a Irán terminar con lo que llamaron interferencia en la región, en un comunicado que puso fin el martes a una cumbre de dos días del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), liderado por Arabia Saudita, con el que reiteraron su desconfianza hacia su principal rival.

El escrito no se explayó, pero el reclamo más común de los estados árabes del Golfo se relaciona con Baréin, que ha acusado repetidamente a Teherán de interferir en su política interna provocando protestas.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Ramin Mehmanparast, desestimó el contenido del comunicado.

"Trasladar la responsabilidad por los problemas domésticos de los países regionales es una forma de huir de la realidad, y culpar a otros o usar métodos opresivos no es la forma correcta de responder a las demandas civiles", dijo el portavoz, según la agencia de noticias iraní ISNA.

Los estados productores de petróleo del CCG ejercen influencia sobre una proporción de sus dispersas poblaciones debido en parte a las relaciones con la energía y las inversiones globales, la generosa ayuda internacional y el papel de Arabia Saudita como hogar de dos de los lugares más sagrados para el islamismo.

Irán ve al Golfo Pérsico como su propio patio de atrás y cree tener un interés legítimo en expandir su influencia allí.

El ministro de Relaciones Exteriores de Baréin, Khalid Bin Ahmed Bin Mohammed Al Khalifa, dijo a periodistas el martes que Irán implicaba una "amenaza muy seria".

"Políticamente, (hay) mucha interferencia en los asuntos de los estados del CCG; una amenaza ambiental en nuestra región por la tecnología usada dentro de las instalaciones nucleares; y está, por supuesto, el controvertido programa nuclear", dijo, refiriéndose al trabajo atómico de Teherán.

El CCG está compuesto por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Omán, Qatar y Kuwait.

(Reporte de Zahra Hosseinian; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)