Autoridades sirias viajan a Moscú para negociar propuestas para la crisis

miércoles 26 de diciembre de 2012 09:46 GYT
 

Por Erika Solomon y Laila Bassam

BEIRUT (Reuters) - Autoridades del Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria viajaron a Moscú el miércoles para discutir propuestas presuntamente hechas por el enviado internacional Lakhdar Brahimi para poner fin a la crisis de 21 meses que azota al país de Oriente Medio, dijeron fuentes sirias y libanesas.

El vice ministro de Asuntos Exteriores, Faisal Makdad, y un asesor van a sondear la opinión de las autoridades rusas sobre los detalles de las reuniones con Brahimi en Damasco esta semana, dijo una fuente de seguridad siria.

Una autoridad libanesa cercana al Gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad dijo que funcionarios sirios se mostraban optimistas luego de sus encuentros con el enviado de las Naciones Unidas y la Liga Arabe, que se reunión con el ministro de Asuntos Exteriores Walid Moualem el martes y con Assad el día anterior.

"Hay un nuevo estado de ánimo y algo bueno está sucediendo", declaró la autoridad, que luego pidió no ser nombrada por la sensibilidad del asunto. "Por supuesto que ahora (las autoridades sirias) quieren reunirse con sus aliados para discutir los nuevos progresos".

Más de 44.000 sirios han muerto en la revuelta contra cuatro décadas de gobierno de la familia Assad, un conflicto que comenzó con protestas pacíficas pero que ha desembocado en una guerra civil.

Brahimi arribó a Siria para tener una semana de negociaciones con funcionarios del Gobierno y algunos disidentes, pero hasta el momento no ha dicho nada sobre nuevas propuestas o progresos.

A inicios de diciembre, el enviado internacional realizó reuniones tripartitas entre Rusia -el principal proveedor de armas de Siria y aliado de la familia Assad- y Estados Unidos, que ha dado su respaldo a la oposición. Aunque ambos países quieren un arreglo político, ninguno ha modificado su postura sobre Assad.

La anterior propuesta de Brahimi se centró en un gobierno de transición que dejaba la puerta abierta para que Assad tuviese un futuro rol en el mismo, algo que se convirtió en un punto conflictivo entre el Gobierno, la oposición y las potencias extranjeras que respaldan a ambas partes.   Continuación...