Presidente de Egipto promulga polémica Constitución

miércoles 26 de diciembre de 2012 17:27 GYT
 

Por Tamim Elyan

EL CAIRO (Reuters) - El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, promulgó una nueva Constitución redactada por islamistas y criticada por diversos grupos, pero que según el mandatario ayudará a poner fin a las turbulencias políticas y le permitirá enfocarse en recomponer una economía muy frágil.

La ansiedad por la profundización de la crisis económica ha perturbado a Egipto en las últimas semanas, y muchos han acudido con prisa a los bancos para retirar sus depósitos, antes de que el Gobierno impusiera nuevas restricciones para controlar una fuga de capitales.

La nueva Constitución, que los opositores liberales dicen que traiciona la revolución del 2011 en Egipto mezclando peligrosamente religión y política, ha polarizado a la nación más poblada del mundo árabe y generó algunas protestas violentas.

En su primer discurso a la nación desde la adopción de la nueva Constitución -tras un referendo aprobatorio que culminó el fin de semana-, el mandatario dijo que era momento de que todas las fuerzas políticas dejen sus diferencias de lado y empiecen a trabajar juntas para llevar estabilidad al país.

"Haré todos los esfuerzos, junto con ustedes, para impulsar la economía, que enfrenta enormes desafíos y tiene grandes oportunidades para crecer", dijo Mursi en un discurso televisado.

Desde el despacho presidencial se anunció el miércoles que la Constitución había sido aprobada formalmente la noche previa, poco despúes de que los resultados mostraron que los egipcios respaldaron la nueva Carta Magna en un referendo en dos fases que terminó el sábado.

Los resultados anunciados el martes mostraron que los egipcios aprobaron el texto constitucional con una abrumadora mayoría de un 63,8 por ciento, allanando el camino para unas elecciones parlamentarias dentro de dos meses.

El texto ha agudizado las divisiones en la nación de 84 millones de habitantes y desató protestas violentas en las calles de El Cairo por el rechazo a lo que las minorías -sobre todo la cristiana- consideran una fuente de preocupación.   Continuación...

 
Un grupo de opositores al presidente Mohamed Mursi gesticulan frente a un grupo de policías antidisturbios en Alejandría, Egipto, dic 21 2012. El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, promulgó una nueva Constitución redactada por islamistas y criticada por diversos grupos, pero que según el mandatario ayudará a poner fin a las turbulencias políticas y le permitirá enfocarse en recomponer una economía muy frágil. REUTERS/Khaled Abdullah