Alepo, ciudad fantasma de tesoros destrozados en pleno frente

domingo 30 de diciembre de 2012 10:29 GYT
 

Por Yara Bayoumy

ALEPO, Siria (Reuters) - Una mezquita del siglo XIII está cerrada, su tambaleante minarete golpeado por un proyectil en la base. Los francotiradores disparan desde nidos situados en lo alto de los inmensos muros de piedra de la ciudadela, por donde han pasado tropas griegas, romanas, bizantinas, árabes y turcas a lo largo de la historia.

Hasta hace unos meses, la ciudad vieja de Alepo era un museo viviente y un lugar lleno de vida, donde los tenderos del zoco regateaban el precio de sus especias, libros y jabones de aceite de oliva bajo balcones de hierro forjado y ventanas con celosías de madera.

Alepo es la ciudad más grande de Siria y su núcleo económico. Su casco antiguo, con elevadas fortificaciones construidas durante la dinastía medieval de Saladino tras sus victoria en el siglo XII sobre los cruzados, está declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Hoy es una zona de guerra y ruinas. Láminas de hierro retorcidas agujereadas por disparos cubren callejones cerrados y los puestos de los mercados están quemados o destrozados. Los combatientes rebeldes serpentean por la zona en coches con música revolucionaria a todo volumen.

"La Vieja Alepo fue la base de este mundo", dijo Haj Amer, propietario de una imprenta en el viejo bazar. "Lo que realmente nos duele es la destrucción de las mezquitas".

"En esta zona están mis raíces, mi vida desde 1975", añadió. "Siempre me quedaré".

La guerra civil siria ha costado la vida a unas 44.000 personas y ha desplazado a otro medio millón de sus hogares. Llegó con toda su crudeza a Alepo hace seis meses y, aunque a estas alturas los rebeldes controlan la mayor parte de la ciudad, algunas zonas siguen siendo un campo de batalla.

Las autoridades de la ONU que declararon patrimonio de la humanidad la Vieja Alepo han catalogado algunas de las maravillas que pueden encontrarse aquí.   Continuación...