Francia no comprará a apremiada refinería de Petroplus: Hollande

sábado 5 de enero de 2013 12:28 GYT
 

Por Elizabeth Pineau y John Irish

VAL-DE-REUIL, Francia (Reuters) - Francia no tomará control de la atribulada planta de la refinería suiza Petroplus situada en Normandía, pero podría brindar ayuda financiera una vez que se encuentre un comprador apropiado, dijo el sábado el presidente Francois Hollande.

Alrededor de 500 empleos en la planta refinera Petit-Couronne que procesa 161.000 barriles de petróleo al día están en riesgo, en el último dolor de cabeza desde el área industrial para el líder socialista, quien ha prometido controlar los elevados niveles de desempleo para fines de año.

"Es difícil encontrar un comprador serio. Debemos hacer todo lo posible para hallar a uno", dijo Hollande a periodistas luego de reunirse con líderes sindicales en Val-De-Reuil, una localidad situada a unos 110 kilómetros de París.

"El Estado cumplirá con su deber, pero no puede asumir el control de esta planta y los trabajadores saben eso", sostuvo. Agregó que hasta cierto punto el Gobierno podría proveer financiamiento.

El asunto de Petroplus representa una prueba crucial para el Gobierno de Hollande, después de que afrontara críticas sobre las tácticas que usó en su batalla de dos meses sobre el futuro de la planta siderúrgica Florange de ArcelorMittal, que puso nerviosos a los inversores en la segunda mayor economía de la zona euro y confundió a los sindicatos franceses.

Su administración está luchando por detener la pérdida masiva de empleos en el sector industrial que ha ayudado a aumentar el nivel desocupación a máximos de 15 años, al tiempo que busca reducir el gasto público y subir los impuestos para disminuir la deuda fiscal de una economía estancada.

Una corte francesa dispuso como plazo el 5 de febrero para que las partes interesadas presenten ofertas de compra por la refinería Petit-Couronne.

Shell, que tenía un acuerdo de procesamiento de seis meses con la insolvente planta hasta mediados de diciembre, no ha extendido el contrato, lo que hace de la refinería un punto de inversión menos atractivo para compradores debido a los altos costos de reanudación de operaciones.

(Reportes de Elizabeth Pineau. Escrito por John Irish. Editado en español por Marion Giraldo)