Egipto fortalece papel de islamistas en gabinete, busca acuerdo con FMI

domingo 6 de enero de 2013 10:18 GYT
 

Por Tom Perry y Maria Golovnina

EL CAIRO (Reuters) - Egipto reestructuró el domingo su gabinete reforzando la influencia de los islamistas y prometió completar conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre un préstamo de 4.800 millones de dólares destinado a aplacar una crisis cambiaria que podría desatar nuevas protestas.

Un funcionario de alto rango del FMI debe llegar el lunes a El Cairo para discutir con los líderes egipcios el crédito, que fue pospuesto el mes pasado para que Egipto pudiera suavizar las tensiones políticas antes de introducir impopulares medidas de austeridad.

El presidente Mohamed Mursi juramentó al nuevo ministro de Finanzas, Al-Mursi Al-Sayed Hegazy, uno de los cambios que expandirán el control directo de los Hermanos Musulmanes sobre nuevas carteras.

Mursi despidió a los ministros de Finanzas e Interior tras prometer cambios en su gabinete para mitigar la crisis económica que hizo desplomarse la moneda local en más de un 10 por ciento desde la revuelta que derrocó a Hosni Mubarak en el 2011.

Aunque las turbulencias políticas sobre una nueva Constitución con influencias islamistas retrasaron los aumentos de impuestos necesarios para obtener ayuda del FMI, Hegazy dijo en una breve declaración a periodistas que estaba "completamente preparado para completar las negociaciones" con el organismo.

Violentas protestas callejeras del mes pasado aumentaron la presión sobre la moneda, a medida que especuladores cambiaron sus libras egipcias por dólares.

La libra egipcia tocó el domingo un nuevo mínimo, operándose a 6,45 por dólar. La moneda local ha perdido más de un 4 por ciento frente al dólar desde que el banco central implementó un nuevo sistema de licitaciones de moneda el 30 de diciembre para proteger las disminuidas reservas del país.

Los importadores han advertido que el debilitamiento de la moneda y la incertidumbre sobre su futura trayectoria podrían causar fuertes aumentos en los precios de productos importados, incluyendo la comida.   Continuación...