La mitad de los alimentos del mundo termina en la basura: estudio

jueves 10 de enero de 2013 14:52 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Hasta el 50 por ciento de toda la comida producida en el mundo acaba tirándose debido a métodos deficientes de recolección, almacenamiento y transporte, así como por un comportamiento irresponsable de consumidores y minoristas, de acuerdo a un estudio divulgado el jueves.

El mundo produce unos 4.000 millones de toneladas métricas de alimentos al año, pero entre 1.200 y 2.000 millones no se comen, según el estudio del Instituto de Ingenieros Mecánicos con sede en Londres.

"Este nivel de desperdicio es una tragedia que no puede continuar si queremos tener éxito en el reto de un cumplimiento sostenible de nuestras futuras demandas alimentarias", afirmó.

En los países desarrollados, los métodos más eficientes en la agriculura, el transporte y el almacenamiento suponen que la mayor parte del desperdicio se debe a los consumidores y los minoristas.

Los minoristas producen 1.600 millones de toneladas de alimentos desperdiciados cada año porque rechazan cosechas de frutas y verduras comestibles que no cumplen sus exigentes criterios de tamaño y apariencia, dijo el informe.

"El 30 por ciento de los alimentos cosechados nunca llegan al mercado (sobre todo al supermercado) debido a los recortes, a la selección de calidad y al fracaso a la hora de someterse a criterios puramente cosméticos", agregó.

En cuanto a la comida que sí llega a los estantes de los supermercados, entre el 30 y 50 por ciento de lo que se compra en los países desarrollados lo tiran los clientes, a menudo debido a que no entienden la diferencia entre las fechas de "consumo preferente" y de "caducidad".

La fecha de caducidad lleva un riesgo de salud asociado con el consumo de la comida después de ese límite. El consumo preferente se refiere más a la calidad, y cuando expira no necesariamente significa que la comida esté mala, sino que puede haber perdido cierto sabor y textura.

Las ofertas y los descuentos por cantidades grandes también animan a los consumidores a comprar más de lo que necesitan.   Continuación...