Massachusetts toma medidas ante videojuegos violentos tras masacre en escuela EEUU

viernes 11 de enero de 2013 15:30 GYT
 

Por Daniel Lovering

CAMBRIDGE, EEUU (Reuters) - El estado de Massachusetts removió los videojuegos violentos de los centros de servicios en autopistas, luego de que una familia expresara su preocupación afirmando que podían ofender a residentes de la vecina Connecticut, que el mes pasado sufrió la segunda masacre más letal en la historia de Estados Unidos.

Tracey y Andrew Hyams solicitaron la remoción de los videojuegos porque consideraban que los residentes de la localidad de Newtown, en Connecticut, podrían toparse con ellos, dijo el viernes la portavoz del Departamento de Transporte de Massachusetts, Sara Lavoie.

El 14 de diciembre del año pasado, un joven armado asesinó a tiros a 20 niños de primer grado, seis adultos y se suicidó en la Escuela Primaria Sandy Hook de Newtown.

La pareja Hyams y sus hijos conducían hacia Boston desde Nueva York en la víspera de Navidad cuando se detuvieron en una parada a casi una hora de Newtown y observaron a un hombre muy joven que apuntaba una ametralladora de juguete en una máquina de videojuegos.

"Nos sentimos conmocionados ante la posibilidad de que alguien de la comunidad de Newtown, conduciendo hacia el este por el feriado de Navidad, pueda enfrentarse a esta escena", escribieron en un mensaje de correo electrónico al Departamento de Transporte.

Tales videojuegos "no tienen cabida en una parada de descanso en una autopista estatal, particularmente en aquellas que están tan próximas a una tragedia de la vida real", continuaba el correo electrónico.

En respuesta a la queja, las autoridades de Massachusetts solicitaron a los operadores de los centros de servicios que retiren los videojuegos violentos en las paradas de descanso a lo largo del estado. Nueve juegos fueron reemplazados o quitados de los centros operados por Burger King o McDonald's Corp, dijo la portavoz.

Los ataques de Newtown, que dejaron un total de 28 muertos incluyendo la madre del atacante, han provocado un boicot a los videojuegos violentos, con algunos estadounidenses preocupados de que puedan restar sensibilidad a los usuarios llevándolos a cometer actos de violencia en el mundo real.

El vicepresidente Joe Biden, que lidera un panel de la Casa Blanca que busca formas de reducir los niveles de violencia armada, tiene previsto reunirse el viernes con representantes de la industria de los videojuegos y películas.

(Editado en español por Marion Giraldo)