11 de enero de 2013 / 19:08 / hace 5 años

Francia lanza una operación militar en Mali por avance islamista

Por Alexandria Sage y Tiemoko Diallo

(Reuters) - La fuerza aérea francesa efectuó el viernes un ataque en Mali en apoyo al Gobierno local, que busca detener un avance de los rebeldes islamistas que controlan buena parte de la zona norte del país, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius.

El ataque forma parte de la intervención militar lanzada por Francia en el país de Africa occidental para ayudar al Gobierno a resistir el embate de las fuerzas rebeldes, que buscan avanzar hacia el sur.

Las potencias occidentales temen que la alianza de milicias relacionadas con al Qaeda que tomaron el control de dos terceras partes del norte de Mali en abril busquen usar la amplia zona desértica como plataforma para lanzar ataques internacionales.

"Las tropas francesas prestaron su apoyo esta tarde a unidades del Ejército maliense para combatir contra elementos terroristas", dijo Hollande a la prensa. "Esta operación durará tanto como sea necesario", agregó.

Hollande señaló que las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre el tema indican que Francia está actuando de acuerdo con las leyes internacionales.

El presidente había dejado claro unas horas antes que Francia intervendría para detener cualquier nuevo avance hacia el sur de los rebeldes islamistas, mientras soldados malienses lanzaban una contraofensiva para recuperar una localidad capturada por milicianos esta semana.

El Gobierno de Mali pidió el jueves ayuda militar urgente a Francia después de que combatientes islamistas avanzaran hacia el sur, tomando la localidad de Kona, en el centro del país. El avance rebelde sembró el pánico en los pueblos cercanos de Mopti y Sevare, donde hay una base militar y un aeropuerto.

"Nos enfrentamos a una agresión flagrante que está amenazando la existencia misma de Mali. Francia no puede aceptar esto", dijo Hollande en un discurso de Año Nuevo ante diplomáticos y periodistas. "Estaremos listos para parar a los terroristas, si la ofensiva continúa", enfatizó.

El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó en diciembre el despliegue de una fuerza de mando africano apoyada por estados europeos.

"Los franceses creen que Francia, y Europa, se enfrentan a una amenaza de seguridad real por lo que está pasando en el Sahel", dijo Jakkie Cilliers, director ejecutivo del Instituto de Estudios de Seguridad en Sudáfrica.

Más de dos décadas de elecciones pacíficas le habían ganado a Mali la reputación de baluarte de la democracia en una zona de África más conocida por la inestabilidad, una imagen que se deshizo en una pocas semanas después de que un Golpe de Estado en marzo abriera camino a la rebelión islamista.

Mali es el tercer productor de oro más importante de África y cultiva gran cantidad de algodón, además de acoger la legendaria ciudad desértica de Tombuctú, un antiguo núcleo comercial considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y que acogía festivales de música antes de la rebelión.

LLEGAN REFUERZOS

Vecinos de la zona habían visto soldados occidentales llegar el jueves por la noche a un aeropuerto de Sevare, 60 kilómetros al sur de Kona.

Además, residentes de la zona informaron de la llegada de helicópteros y refuerzos militares, que participaron en un contraataque para retomar Kona durante la noche en un intento de repeler los progresos de los milicianos hacia el sur.

"Los helicópteros han bombardeado posiciones rebeldes. Las operaciones continuarán", dijo una fuente militar destacada en Bamako.

Una fuente del aeropuerto de Sevare dijo también que una docena de aviones de guerra habían llegado el viernes. Un portavoz de la Fuerza Aérea de Nigeria dijo que se habían enviado aviones a Mali para una misión de reconocimiento, no para entrar en combate.

Un portavoz de uno de los principales grupos de la alianza islamista rebelde dijo que seguían controlando Kona.

Al preguntarle si los rebeldes pretendían seguir adelante para tomar Sevare y Mopti, el portavoz de Ansar Dine Sand Uld Bumama dijo: "Dejaremos eso claro en los próximos días". Añadió que cualquier intervención de Francia será una prueba de un prejuicio anti islámico.

Reporte adicional de Richard Valdmanis en Dakar, Pascal Fletcher en Johanesburgo, Alexandria Sage, John Irish y Elizabeth Pineau en París, escrito por Daniel Flynn; traducido por Redacción de Madrid, editado por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below