14 de enero de 2013 / 22:03 / hace 5 años

Cameron rechaza referéndum sobre salida de Gran Bretaña de UE

6 MIN. DE LECTURA

Por Andrew Osborn y Peter Griffiths

LONDRES (Reuters) - El primer ministro británico, David Cameron, esbozará el viernes sus planes para reducir la participación del Reino Unido en la Unión Europea, una medida que podría cambiar el papel de la potencia en el mundo, molestar a algunos de los aliados del líder británico y decidir el destino de su Gobierno.

El lunes, cuando finalmente se estableció la fecha del esperado discurso para el 28 de enero en Holanda, el líder conservador decepcionó a algunos en su partido al rechazar los llamados a un rápido referendo sobre la salida del bloque.

Pareció ofrecer, sin embargo, la posibilidad de una votación después de renegociar los términos de la membresía de Londres.

En el que podría ser uno de los discursos más catastróficos sobre Europa de parte de un líder británico desde la Segunda Guerra Mundial, se espera que Cameron diga que la crisis del bloque y la mayor integración que impulsa es una oportunidad para que Reino Unido, que ha rechazado la moneda única, establezca una relación menos estrecha con sus 26 socios.

Críticos dicen que su maniobra podría iniciar una cadena de eventos en secuencia imprevistos que podrían llevar al Reino Unido a abandonar la UE -voluntaria o involuntariamente- y dejar a la sexta mayor economía mundial con una influencia considerablemente menor a la que detenta actualmente.

Pero Cameron, que lidera a un partido y a un país con un fuerte sesgo antieuropeo, rechaza tales rumores como una campaña de miedo. Dice que quiere que el Reino Unido siga dentro de una UE reformada, pero para recuperar el control de áreas de la vida pública donde él y otros creen que la influencia de Bruselas se ha vuelto dominante y dañina.

"Todos los discursos políticos son un campo minado, pero este es uno inusualmente feroz", dijo Mats Persson, director de Open Europe, un grupo de expertos que presiona en favor de una Unión Europea reformada que se concentre en el libre comercio en lugar de armonizar políticas de Gobierno.

Es posible que Cameron identifique las principales áreas de política -desde leyes de inmigración a empleo y asuntos legales- donde quiere que el Reino Unido recupere sus competencias centrales de manos de la UE.

"Ahora mismo creo que hay mucha gente que dice 'me gusta estar en Europa, pero no me gustan todos los aspectos de la relación, por lo que quiero cambiarla'. Ese es mi punto de vista", dijo Cameron en una entrevista con BBC radio.

Mientras aumenta el sentimiento antieuropeo en casa, es probable que Cameron prometa un inusual referendo sobre cualquier nuevo acuerdo que logre mediar, parte de un proceso que podría molestar a muchos países en la UE, por mucho el mayor socio comercial del Reino Unido.

"Sería un acto de mutua debilidad para el Reino Unido y para Europa si Gran Bretaña deja la UE", dijo el lunes el comisario europeo francés Michel Barnier.

Ese mensaje fue reforzado por una fuente diplomática francesa en la oficina del presidente, Francois Hollande, quien dijo que Reino Unido no puede tener una Europa "a la carta".

"Gran Bretaña no puede ser como Noruega en términos de sus obligaciones y aún así beneficiarse del mercado único", sostuvo.

Posicion Dificil

Reino Unido se sumó al bloque en 1973, dos décadas después de que comenzó el proyecto como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, por iniciativa de Francia, Alemania, Italia y los países Benelux.

Noruega y Suiza están entre los pocos estados europeos occidentales que siguen fuera de la UE, aunque gozan de relaciones especialmente favorables con el bloque.

Cameron está en una posición difícil. Los sondeos de opinión han mostrado consistentemente que una leve mayoría del público británico quiere abandonar el bloque y un poderoso grupo dentro de su propio partido está presionándolo para que llame a un referendo sobre la permanencia o salida del país.

El también está en peligro de ser superado en el tema por un nuevo partido político cuya popularidad está aumentando.

Sin embargo, importantes líderes de negocios, el opositor partido Laborista y figuras como el ex primer ministro Tony Blair advirtieron que su postura genera el riesgo de afectar el ingreso de inversiones y dañar la posición británica en el escenario mundial.

El tema tiene el potencial de terminar la carrera de Cameron. Margaret Thatcher, una de sus predecesoras, fue removida por su partido debido a la UE y es un tema delicado que ha provocado amargas luchas internas.

Estados Unidos, un aliado cercano, mira con atención. Un funcionario de alto rango realizó una inusual fuerte intervención diplomática dentro de lo que fue un emotivo debate interno la semana pasada, diciendo que Washington quiere que el Reino Unido siga dentro de la UE y mantenga su "voz fuerte".

Eso pareció ser un mensaje calculado enviado en un momento en el que Cameron estaba poniendo los toques finales a su discurso sobre Europa.

Funcionarios estadounidenses dijeron que los comentarios, de Philip Gordon, presidente de la Secretaría Asistente de Estado para Europa y Asuntos Euroasiáticos, reiteraron lo que es una postura bien conocida de Washington sobre el tema.

Pero fue la primera vez que Washington ha expresado sus preocupaciones en público y la intervención expuso abiertamente los riesgos que la retórica antieuropea representa para la apreciada "relación especial" de Reino Unido con Estados Unidos, los cimientos que fueron establecidos durante la alianza de ambos países en la Segunda Guerra Mundial.

Reporte adicional de Mohammed Abbas y Tim Castle en Londres, Paul Taylor y Mark John en París y Gareth Jones y Erik Kirschbaum en Berlín; Editado en español por Javier Leira Y Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below