Accidente ferroviario en suburbio de El Cairo mata 19 jóvenes conscriptos

martes 15 de enero de 2013 11:09 GYT
 

Por Shaimaa Fayed

EL CAIRO (Reuters) - Un tren se descarriló el martes en un suburbio de El Cairo, matando a 19 jóvenes conscriptos y dejando otros 107 heridos, informó el portavoz del Ministerio de Salud de Egipto, en un accidente que desencadenó protestas fuera de una terminal ferroviaria de la capital.

Hace mucho que los egipcios se quejan de que los sucesivos gobiernos no garantizan los recaudos mínimos de seguridad en vías y carreteras. En noviembre, al menos 50 personas murieron, en su mayoría menores de edad, cuando un tren embistió un autobús escolar al sur de El Cairo.

En la estación de trenes de El Cairo, alrededor de 200 manifestantes coreaban "siéntete feliz Mubarak, Mursi sigue tu camino", refiriéndose al ex presidente Hosni Mubarak, que fue depuesto en un alzamiento popular en 2011.

"Los que se mantienen en silencio sobre esto, ¿por qué no hablan? ¿Están muertas sus conciencias?", cantaban otros manifestantes.

El tren viajaba desde Alto Egipto a una base de entrenamiento en El Cairo cuando se descarriló en el barrio de Giza de Badrashin, dijo una fuente de seguridad.

Ahmed Omar, el portavoz del Ministerio de salud, dijo a la agencia de noticias del Estado MENA que los heridos habían sido internados en hospitales.

No había más información disponible sobre las identidades de los 19 muertos, excepto los nombres de los hospitales a los que se enviaron sus cadáveres, dijo MENA.

"Las autoridades egipcias enviaron 66 ambulancias al sitio del accidente para mover los cuerpos de los heridos y los cadáveres de las victimas a hospitales", dijo Omar a MENA.   Continuación...

 
Los escombros de un tren militar tras un accidente en el barrio de Badrashin, Egipto, ene 15 2013. Un tren se descarriló el martes en un suburbio de El Cairo, matando a 19 jóvenes conscriptos y dejando otros 107 heridos, informó el portavoz del Ministerio de Salud de Egipto, en un accidente que desencadenó protestas fuera de una terminal ferroviaria de la capital. REUTERS/Mohamed Abd El Ghany