Argelia halla militantes canadienses muertos tras ataque a planta gas

lunes 21 de enero de 2013 08:12 GYT
 

Por Lamine Chikhi

ARGEL, Argelia (Reuters) - Fuerzas especiales de Argelia hallaron los cuerpos de dos militantes islamistas canadienses luego del mortal asedio a una instalación de gas situada en el desierto del Sahara que fue tomada por rebeldes, dijo el lunes una fuente de seguridad, mientras que la cifra de muertos tras la crisis subió a 80.

Está previsto que el primer ministro argelino, Abdelmalek Sellal, ofrezca detalles en una conferencia de prensa sobre una de las peores crisis de rehenes internacionales de las últimas décadas, que causó la muerte o dejó desaparecidos a trabajadores estadounidenses, británicos, franceses, japoneses, noruegos y rumanos.

Una fuente de seguridad argelina dijo a Reuters que los documentos encontrados junto a los cuerpos de dos militantes los identificaron como canadienses, después de que las fuerzas registraran el complejo de energía tras el fin de la crisis de rehenes el sábado.

El veterano combatiente islamista Mokhtar Belmokhtar se adjudicó la responsabilidad por el ataque perpetrado a nombre de Al Qaeda, y una fuente oficial argelina dijo que entre los militantes había personas que no eran africanas.

Una fuente de seguridad indicó el domingo que las tropas argelinas habían encontrado los cadáveres de 25 rehenes, elevando el número total de rehenes muertos a 48 y el total de fallecidos a al menos 80. Indicó que seis militantes fueron capturados con vida y que las tropas siguen buscando a otros.

Ese número siguió aumentando el lunes, cuando una fuente del Gobierno japonés dijo que el Argelia le informó a Tokio que nueve japoneses habían muerto, la mayor cantidad de ciudadanos de un país hasta el momento entre los extranjeros en la planta.

Asimismo, seis filipinos perdieron la vida y cuatro resultaron heridos, según información de Manila.

La crisis de rehenes expuso la vulnerabilidad de las operaciones internacionales en las instalaciones de gas y crudo en una importante región productora, y colocó la creciente amenaza de los grupos militantes islamistas del Sahara en una posición prominente para la agenda de seguridad de Occidente.   Continuación...