Príncipe Enrique dice que mató a insurgentes en Afganistán

lunes 21 de enero de 2013 16:46 GYT
 

Por Michael Holden

LONDRES (Reuters) - El príncipe Enrique de Gran Bretaña dijo que mató a insurgentes afganos durante misiones contra los talibanes cuando fue destinado por segunda vez a un período de servicio militar en Afganistán, donde fue artillero en un helicóptero de guerra Apache.

El nieto de 28 años de la Reina Isabel, tercero en la línea de sucesión a la corona británica, volverá a casa esta semana tras servir por 20 semanas con fuerzas de la OTAN en la base militar Camp Bastion en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán.

Al ser consultado antes de salir de Afganistán si había matado a insurgentes durante su servicio, dijo: "Sí, pero mucha gente lo ha hecho (...) Sí, disparamos cuando tenemos que hacerlo, tomamos una vida para salvar una vida, pero esencialmente somos más un (elemento) disuasivo que cualquier otra cosa".

"Si hay gente tratando de hacer cosas malas a nuestros muchachos, entonces los sacaremos del juego, supongo", afirmó el segundo hijo del príncipe Carlos, heredero al trono, y de la difunta princesa Diana en una de varias entrevistas divulgadas a los medios.

Los talibanes habían dicho que harían todo lo posible por secuestrar o matar a Enrique durante su gira y un líder insurgente afgano lo calificó como un "chacal" borracho que buscaba matar a afganos inocentes.

Su base fue atacada el día de su cumpleaños en septiembre del año pasado, pero nunca estuvo claro si él era el banco o si la incursión talibán, en la que murieron dos marines de Estados Unidos, fue en respuesta a una película que se consideraba que insultaba al profeta Mahoma.

Conocido entre los militares como capitán Enrique Wales, fue desplegado a Afganistán hace cuatro meses, poco después de la filtración de fotos suyas en que salía en juerga y en poses y situaciones comprometedoras con una mujer en Las Vegas y que fueron publicadas en todo el mundo.

"Probablemente me decepcioné, decepcioné a mi familia y a otras personas", comentó sobre el incidente en Las Vegas. "Pero probablemente fue un ejemplo clásico de mí siendo demasiado militar y no lo suficientemente príncipe", añadió.   Continuación...