Asmussen del BCE advierte problemas en Chipre podrían contagiar a la zona euro

martes 22 de enero de 2013 09:59 GYT
 

BRUSELAS (Reuters) - Los problemas financieros del pequeño Estado de Chipre no deberían ser subestimados porque igualmente podrían descarrilar la aun frágil confianza en la zona euro, dijo a Reuters un miembro de la directiva del Banco Central Europeo, Joerg Asmussen.

"Los acontecimientos desordenados en Chipre podrían socavar los avances hechos en 2012 en la estabilización del área del euro. Chipre bien podría ser (un riesgo) sistémico para el resto del área del euro, a pesar de su tamaño", dijo Asmussen.

Los comentarios de Asmussen se producen después de que algunos estados de la zona euro expresaran su preocupación por Chipre, al afirmar que su Producto Interno Bruto, que representa cerca del 0,2 por ciento del PIB del bloque, no es "relevante a nivel sistémico" para el conjunto de 17 países, una precondición para recibir un rescate financiero.

"Bajo circunstancias normales uno esperaría que el impacto directo de una cesación de pagos sea limitado, y es obvio que sin la asistencia el país caerá en moratoria", dijo Asmussen en los márgenes de una reunión de ministros de Finanzas de la Unión Europea.

"Al mismo tiempo deberíamos reconocer que la situación no es normal. Incluso aunque la promesa del OMT y otras decisiones importantes han calmado los mercados, esta situación todavía es frágil", agregó, haciendo referencia a las siglas en inglés del programa de Transacciones Monetarias Directas del Banco Central Europeo.

Chipre solicitó ayuda financiera en junio luego de que sus bancos sufrieran enormes pérdidas tras el recorte de la deuda griega impulsado por la Unión Europea, pero algunos estados no están conformes con la idea de rescatar a un país que según dicen carece de transparencia financiera.

Asmussen agregó que Chipre podría impactar a la dos veces rescatada Grecia a través de canales del sector bancario, lo que enviaría una señal negativa para el resto de la zona euro, especialmente en torno a los prospectos para los estados que buscan recuperar el acceso a los mercados financieros.

(Reporte de Annika Breidthardt)