Berlusconi se aleja de aliados vinculados a la mafia antes de comicios

martes 22 de enero de 2013 15:34 GYT
 

Por James Mackenzie

ROMA (Reuters) - El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi separó de sus listas electorales a antiguos aliados acusados de corrupción y de tener vinculaciones con la mafia, en un intento por limpiar la imagen de su partido de centro-derecha.

En la noche del lunes, el secretario del partido de Berlusconi, Angelino Alfano, dijo que Nicola Cosentino, un ex ministro de Economía cuya base de poder se encuentra en el corazón del sector controlado por la Camorra o mafia napolitana, no regresaría al Parlamento luego de la elección.

Cosentino integró un puñado de miembros del Parlamento que fueron separados de la lista del partido para la elección del 24 y 25 de febrero.

"Fue una decisión muy dolorosa", dijo Berlusconi en declaraciones a su propia cadena televisiva, Italia 1, culpando a "fiscales políticamente sesgados" por la necesidad de excluir a Cosentino.

Cosentino ha negado cualquier delito político y los funcionarios del partido han dicho que la decisión fue tomada sólo para evitar que el tema sea explotado por los rivales electorales.

"Esta decisión no implica un juicio respecto de que los involucrados sean culpables", dijo Fabrizio Cicchitto, jefe del grupo del partido PDL en la Cámara baja del Parlamento.

"Sigo creyendo en que Nicola Cosentino es inocente y que ha sido blanco de una campaña extremadamente dura por parte de los medios y de los jueces", agregó.

Cosentino, quien fue obligado a renunciar en el último Gobierno de Berlusconi en el 2011 en medio de un gran escándalo, está siendo investigado por asociación con la Camorra en la región Casal di Principe, cerca de Nápoles.   Continuación...

 
Foto de archivo del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi durante una participación en el programa "Porta a Porta" de la cadena Rai en Roma, ene 9 2013. El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi descartó como candidatos electorales a antiguos aliados acusados de corrupción y de tener vinculaciones con la mafia, en un intento por limpiar la imagen de su partido de centro-derecha. REUTERS/Remo Casilli