1 de febrero de 2013 / 21:33 / en 5 años

ONU y Rusia descartan reportes de conversaciones a cuatro bandas sobre Siria

Por Khaled Yacoub Oweis

AMMAN (Reuters) - Rusia y Naciones Unidas descalificaron los dichos de la oposición siria sobre que su líder podría tener una reunión conjunta con el enviado de paz de la ONU a Siria y con funcionarios de Washington y Moscú en una conferencia sobre seguridad el sábado en Múnich.

Pero una fuente diplomática rusa no descartó que un encuentro de este tipo pudiera producirse de forma “espontánea” en la Conferencia de Seguridad y Cooperación en Europa.

Si esto pasara, sería la primera vez que Estados Unidos y Rusia, que han estado enfrentados sobre si el presidente Bashar al-Assad puede tener un rol en un Gobierno de transición, se sientan juntos con la oposición.

Fuentes opositoras dijeron el viernes que el presidente de la Coalición Nacional, Moaz Alkhatib, podría reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergei Lavrov, el vicepresidente estadounidense Joe Biden, y el enviado de la ONU Lakhdar Brahimi, en un alto en la conferencia.

Pero un funcionario de la ONU y un diplomático ruso de alto nivel dijeron que no había planes para tal encuentro.

“El enviado especial de la ONU no está involucrado en ninguna reunión trilateral”, dijo un funcionario de la ONU en Múnich. Brahimi planeó reuniones separadas con Biden, Alkhatib y Lavrov.

El viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Gennady Gatilov, dijo que Lavrov no tiene pautada ninguna conversación “extendida”. “Los reportes de prensa (...) no se corresponden con la realidad”, sostuvo.

Rusia, el máximo proveedor de armas sirio, ha bloqueado tres resoluciones del Consejo de Seguridad sobre el conflicto, que ha dejado más de 60.000 muertos.

Alkhatib enfrentó un desafío inesperado a su autoridad tras contravenir la posición opositora establecida al decir que quería sentarse a discutir una transición con los funcionarios sirios si éstos liberaban a las decenas de miles de prisioneros políticos arrestados desde el comienzo del conflicto, sin necesidad de que Assad renunciara antes.

Un miembro de alto nivel de la coalición opositora le dijo a Reuters que el cambio de posición de Alkhatib alivió la resistencia rusa a una reunión.

Brahimi relacionó lo que pasa en algunas ciudades sirias con la bombardeada Berlín en el final de la Segunda Guerra Mundial.

Citando el “asesinato masivo” de cerca de 100 estudiantes en la Universidad de Aleppo, la “matanza” de civiles en la provincia de Homs y la aparente ejecución de 65 hombres en un suburbio de Aleppo, todo en el mismo mes, Brahimi dijo que la tragedia siria “simplemente no tiene fin”.

ONU EXTIENDE AYUDA

En tanto, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) dijo que llegó por primera vez al área de Azaz, en el norte de Siria y en manos de la oposición, donde encontró unas 45.000 personas desplazadas viviendo en condiciones miserables.

Un funcionario de la ONU de alto rango alzó la voz sobre el temor de que en otras partes del país pueda haber historias similares y dijo que Siria enfrenta una destrucción sistemática.

El Gobierno sirio acordó darle acceso a la ONU a la zona de Azaz, en el norte de Aleppo, cerca de la frontera turca, permitiendo que un convoy lleve carpas y sábanas a las personas que viven a la intemperie en medio de temperaturas bajo cero.

“Esta es una zona donde Naciones Unidas no había podido llegar físicamente desde el comienzo del conflicto”, dijo Yacoub El Hillo, director de ACNUR para Oriente Medio y el norte de Africa, a periodistas en Ginebra.

El Hillo, quien estuvo en Siria la semana pasada, agregó: “Siria está en una situación terrible actualmente. Probablemente todas estas estadísticas no están captando la verdadera historia sobre cómo Siria (...) está enfrentando una destrucción sistemática”.

Los suministros de la ONU, que incluyen alimentos, han llegado a Azaz, “un lugar recóndito del (noroeste) país” de vez en cuando, pero a través de agencias asociadas y no por personal de Naciones Unidas. “Las personas están varadas, aisladas, sin ninguna asistencia sistemática”, dijo.

En tanto, el portavoz de ACNUR, Adrian Edwards, calificó la llegada al lugar de la agencia de la ONU como “un avance”.

Azaz se encuentra localizada frente al campamento de Kilis, en el lado turco de la frontera, el cual ha recibido a unos 10.000 refugiados sirios, de acuerdo al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados.

“En este lado (sirio) existen campamentos improvisados en condiciones terribles. Así que esperamos que esta sea la primera de muchas caravanas que operarán en el sector”, dijo El Hillo.

TRES DIAS

Una comitiva de ACNUR de ocho camiones entregó 2.000 carpas y 15.000 sábanas en Azaz luego de que le llevara tres días llegar a la zona desde un aeropuerto civil cerca de Latakia, en la costa siria, indicó.

“Ellos quieren que continuemos, no podría haber pasado sin el Gobierno sirio. Tuvimos que usar permisos para que los aviones aterrizaran cerca de Latakia y los camiones pudieran avanzar”, explicó.

“Es nuestro objetivo trasladar el siguiente convoy en los próximos días, con cantidades más grandes de ayuda para esta población en esa parte del país, pero también en muchas otras partes del país donde hay actualmente familias desplazadas en áreas en disputa y no sólo en las zonas controladas por el Gobierno”, añadió.

El Gobierno de Assad, inmerso en un conflicto que lleva casi dos años, no permite que las agencias de la ONU ingresen en zonas capturadas por rebeldes desde las fronteras que controla, pero organizaciones como Médicos Sin Fronteras han estado activas en la región de Azaz.

Médicos en Aleppo y Deir al-Zor han informado brotes de leishmaniasis, una enfermedad tropical endémica transmitida por moscas de la arena que provoca úlceras en la piel parecidas a las que provoca la lepra, dijo el viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El mal manejo de los residuos y la falta de higiene han alentado su expansión, pero la agencia de la ONU está tratando de entregar medicinas, dijo el portavoz de la OMS, Glenn Thomas, en rueda de prensa.

Unas 420.000 personas, la mitad de ellas niños, necesitan asistencia humanitaria urgente en la provincia de Homs, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Reporte adicional de Stephanie Nebehay en Ginebra. Editado en español por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below