Sentencian a 7 años cárcel a ex jefe de CIA en Roma en caso vuelos secretos

viernes 1 de febrero de 2013 19:05 GYT
 

MILAN (Reuters) - Un ex jefe de la estación de la CIA en Roma fue sentenciado el viernes a siete años de prisión por el secuestro de un clérigo musulmán egipcio durante la "guerra contra el terrorismo" del Gobierno del ex presidente George W. Bush.

Una corte de apelaciones de Milán también sentenció a penas de entre dos y seis años de prisión a dos funcionarios estadounidenses por el mismo delito, enmarcado en las llamadas operaciones de "rendición extraordinaria" organizadas por Washington.

El clérigo, un imán egipcio conocido como Abu Omar, fue secuestrado en una calle de Milán y llevado a Egipto para ser interrogado. Allí, según sus palabras, fue torturado por siete meses. Tenía residencia en Italia al momento de la abducción.

El ex jefe de estación de la CIA Jeffrey Castelli y los otros dos acusados fueron juzgados en ausencia y no se espera que cumplan sus sentencias, pero si viajan a Europa se arriesgarán a ser arrestados.

La CIA declinó hacer comentarios sobre el caso.

Castelli fue uno de los 26 estadounidenses juzgados por las autoridades italianas por su participación en el secuestro en 2003.

Este fallo podría llevar colaborar con los intentos de desvelar las tácticas de la CIA durante el Gobierno de Bush, y el grupo de derechos humanos Amnesty International celebró la decisión de la justicia.

"Muchos gobiernos europeos están profundamente implicados en la rendición y el programa de detención secreto y la acción de cualquier corte que busque encontrar la verdad sobre estas prácticas es bienvenida", dijo Julia Hall, experta de AI en Contraterrorismo y Derechos Humanos.

El Parlamento Europeo halló en 2007 que en los cuatro años posteriores a los ataques del 11 de septiembre del 2001 se produjeron al menos 1.245 vuelos de la CIA en o sobre países de Europa.

El presidente Barack Obama ha buscado distanciarse de las duramente cuestionadas tácticas de inteligencia usadas en el mandato de Bush y en 2009 prometió cerrar el centro de detención de Guantánamo, en Cuba, aunque todavía no lo ha hecho.

(Reporte de Manuela D'Alessandro; escrito por Antonella Ciancio y Naomi O'Leary; Editado en español por Javier Leira)