Planes para enfrentar derrames de petróleo en el Artico son muy vagos: ambientalistas

lunes 4 de febrero de 2013 08:59 GYT
 

OSLO (Reuters) - Los planes de las naciones del Artico para enfrentar derrames de petróleo son muy vagos y no definen las responsabilidades empresariales en los accidentes que se puedan producir en una región que se está abriendo a la exploración de crudo y gas, dijeron el lunes ambientalistas.

Un documento de 21 páginas del Consejo Ártico, compuesto por ocho países, que se aprobaría en mayo, dice que esas naciones "mantendrán un sistema nacional para responder con rapidez y efectivamente ante incidentes de contaminación petrolera".

El documento, al que tuvo acceso Reuters, no hace mayores precisiones sobre personal, naves, equipos de limpieza o responsabilidades empresariales que se utilizarán en esa remota región que, según estimaciones del Servicio Geológico de Estados Unidos, contiene el 13 y 30 por ciento del petróleo y gas no descubiertos del mundo, respectivamente.

Los países elaboraron el documento debido a que compañías como Royal Dutch Shell, ConocoPhillips, Lukoil y Statoil están mirando hacia el norte para buscar petróleo pese a los costos y riesgos elevados. La plataforma petrolera Kulluk de Shell se hundió el 31 de diciembre en Alaska, en medio de duras condiciones climatológicas.

"El documento no aborda en forma significativa los riesgos de un derrame", dijo Ruth Davis de Greenpeace, que entregó el documento a Reuters. Funcionarios confirmaron que el documento era genuino.

Greenpeace, que quiere que las perforaciones no lleguen al Ártico, dijo que el documento "fue escrito tan vagamente que significaría muy poco en términos prácticos para incrementar el nivel de preparación".

"Deberíamos haber avanzado mucho más que este documento rudimentario", asintió Rick Steiner, un asesor de medio ambiente y ex profesor de la Universidad de Alaska que criticó muchas veces a la industria petrolera. Steiner dijo que el Consejo debería dar más prioridad a la prevención de derrames.

El Consejo Ártico -compuesto por Estados Unidos, Rusia, Canadá, Suecia, Finlandia, Noruega, Islandia y Dinamarca, incluyendo a Groenlandia- considera que la cooperación es un gran paso para la región, donde el hielo marino se redujo a su menor nivel en el verano boreal del 2012, abriendo la zona a nuevas exploraciones.

"Habrán muchas mejoras comparado a lo que hay hoy -simplemente al facilitar mucho la ayuda entre países cuando sea necesario", dijo Karsten Klepsvik, experto polar del Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega.

(Reporte de Alister Doyle y Balazs Koranyi)