Avance nuclear de Irán podría no ser sólo un alarde: experto

lunes 4 de febrero de 2013 13:57 GYT
 

VIENA (Reuters) - Irán podría construir miles de máquinas de enriquecimiento de uranio de última generación, según un ex jefe de inspectores de la ONU, añadiendo credibilidad a las afirmaciones de Teherán sobre avances técnicos en su cuestionado programa nuclear.

Mientras Irán y las potencias del mundo se preparan para reanudar el diálogo que busca aliviar una disputa que planteó temores de una nueva guerra en Oriente Medio, Teherán anunció a fines del mes pasado que planeaba instalar las nuevas máquinas en su principal planta de enriquecimiento.

La iniciativa resaltó el desafío de Irán a las demanda internacionales para que reduzca el enriquecimiento de uranio, que Teherán dice ser para fines civiles pero que también podría ser usado para fabricar materiales para armas nucleares.

Olli Heinonen, hasta el 2010 un vicedirector general del organismo nuclear de la ONU, dijo que hace años, cuando las sanciones contra el país no eran tan severas como en el presente, Irán había comenzado la compra de materiales especiales necesarios para fabricar centrífugas nuevas.

No estaba clara la cantidad de centrífugas actualizadas que Irán buscaba ubicar en su planta de enriquecimiento en Natanz, que está diseñada para decenas de miles de máquinas. Sin embargo, una nota del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) a sus estados miembros la semana pasada insinuó que podrían ser hasta 3.000.

"Hay razones para creer que (Irán) puede fabricar esas 3.000 IR-2s", dijo Heinonen a Reuters en un correo electrónico el fin de semana, refiriéndose a una centrífuga que refinaría uranio varias veces más rápido que las que operan en Irán actualmente.

Durante años, Irán ha intentado desarrollar centrífugas más avanzadas que el modelo errático IR-1 de la década de 1970 que usa en este momento. Sin embargo, la introducción del nuevo modelo a escala de producción masiva fue demorada por dificultades técnicas, dicen expertos y diplomáticos.

Estos dicen que la ONU y las sanciones occidentales limitaron el acceso de Irán al acero especial, la fibra de carbono y otros componentes necesarios para fabricar centrífugas sofisticadas a gran escala.

Irán, que niega acusaciones de Occidente de una agenda nuclear bélica, dice que las puede fabricar a nivel doméstico.

 
Imagen de archivo de la planta de energía nuclear de Bushehr en Irán, oct 26 2010. Irán podría construir miles de máquinas de enriquecimiento de uranio de última generación, según un ex jefe de inspectores de la ONU, añadiendo credibilidad a las afirmaciones de Teherán sobre avances técnicos en su cuestionado programa nuclear. REUTERS/IRNA/Mohammad Babaie