Niño permanece como rehén hace 7 días tras tiroteo en zona rural de Alabama en EEUU

lunes 4 de febrero de 2013 15:11 GYT
 

MOBILE, EEUU (Reuters) - Un niño de 5 años continuaba cautivo por séptimo día consecutivo en un búnker subterráneo de Alabama, mientras las autoridades mantenían el hermetismo sobre las negociaciones para liberarlo del hombre armado que disparó y mató al conductor del autobús escolar en que viajaba y lo tomó como rehén.

El pequeño, que cumplirá años el miércoles, fue bajado del autobús escolar y encerrado en un refugio de la propiedad de Jimmy Lee Dykes, de 65 años, un veterano de la guerra de Vietnam y conductor de camiones retirado, en la zona rural del sudeste de Alabama, en Estados Unidos.

"Mantenemos una línea de comunicación abierta con el señor Dykes", dijo el portavoz del FBI Jason Pack. "Alguien está ahí para hablar con él en cualquier momento que quiera hablar", agregó.

Dykes ha sido identificado por el departamento policial local como el hombre que el martes pasado disparó y mató al conductor de autobús Charles Albert Poland, de 66 años, que intentó proteger a más de 20 niños que iban en el vehículo en viaje de la escuela a sus hogares.

Las autoridades han identificado al niño secuestrado como Ethan, quien padece síndrome de Asperger y trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

No se han brindado indicios de que Ethan haya sido lastimado físicamente por Dykes, a quien la policía local le agradeció por permitir que el chico reciba medicación, libros para pintar y juguetes.

Este nuevo drama es parte de la preocupación central en torno a la violencia armada y la seguridad escolar en Estados Unidos, cuyo debate se ha reactivado luego del tiroteo en el que 20 niños y seis adultos murieron en diciembre en una escuela primaria de Connecticut.

Los deudos que asistieron al funeral de Poland el domingo lo calificaron como un héroe por buscar proteger a los niños, que presenciaron con horror cómo fue asesinado.

La mayoría de las escuelas de la zona seguían cerradas el lunes, pese a las afirmaciones previas de que reabrirían sus puertas.   Continuación...