EEUU lanzó avión no tripulado desde base secreta en A. Saudita: informe

miércoles 6 de febrero de 2013 12:43 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Estados Unidos opera una base secreta en Arabia Saudita y la utilizó en 2011 para lanzar un ataque con un avión no tripulado de la CIA que dio muerte a Anwar Al Awlaki, un líder de Al Qaeda nacido en Estados Unidos, según un informe de medios.

The Washington Post, en un informe del miércoles, dijo que la base en Oriente Medio fue establecida hace dos años como parte del esfuerzo de funcionarios estadounidenses para acelerar su búsqueda de miembros del grupo militante.

Responsables de la CIA no hicieron comentarios sobre el informe.

La revelación es la más reciente sobre la controvertida política de ataques con aviones no tripulados del país norteamericano antes de la audiencia en el senado el jueves para confirmar al actual especialista en antiterrorismo de la Casa Blanca, John Brennan, como el nuevo director de la CIA.

Funcionarios de la Casa Blanca habían pedido al periódico que no hiciera revelaciones sobre la base estratégica en el poderoso país petrolero, alegando preocupaciones de que la información podría socavar la campaña contra el grupo, dijo The Washington Post en el informe.

"El Post se enteró el martes de que otra organización periodística planeaba revelar la ubicación de la base, lo que efectivamente puso fin a un acuerdo informal entre varias organizaciones periodísticas que conocían la ubicación desde hace más de una año", dijo el periódico.

La nota de tapa del New York Times del miércoles también informó que Brennan trabajó en estrecha colaboración con Arabia Saudita para obtener la aprobación para establecer una base secreta de aviones no tripulados en el país del Golfo Pérsico.

Un memorándum publicado en la semana planteó nuevas preguntas sobre la política de aviones no tripulados.

El memo, revelado por NBC News, detalló la legalidad de los ataques con aviones no tripulados para matar ciudadanos estadounidenses en el exterior, un tema que ahora probablemente sea planteado en la audiencia de Brennan.

(Reporte de Mark Hosenball y Susan Heavey)