Hambruna afectó a región productora granos de Corea del Norte en 2012: reporte

jueves 7 de febrero de 2013 09:36 GYT
 

SEUL (Reuters) - Una hambruna en una región productora de granos de Corea del Norte en el 2012 pudo haber causado la muerte a miles de personas, en una época en que el país realizaba masivas celebraciones para conmemorar el centenario del nacimiento del fundador del Estado, indicó una agencia con sede en Japón.

Era imposible verificar el reporte de manera independiente y las hambrunas esporádicas son frecuentes en Corea del Norte, de acuerdo a expertos establecidos en Corea del Sur. Un análisis de Naciones Unidas realizado en el 2011 sostuvo que alrededor de un tercio de los niños norcoreanos están desnutridos.

El reporte de Rimjin-gang/ASIAPRESS dijo que, en base a sus propios informes de la región y a contactos con desertores de Corea del Norte y a personas que han podido cruzar la frontera, una hambruna afectó a las provincias Hwanghae Norte y Sur en periodo de enero a mayo del 2012.

"Las aldeas agrícolas de la región de Hwanghae, especialmente de la provincia Hwanghae Sur, tienen un rol importante como base para el suministro de alimentos, no sólo para el Ejército, sino también para los trabajadores urbanos", señaló el reporte, publicado la semana pasada.

Citó ejemplos de campesinos y trabajadores en la región, situada en la parte suroeste del país, afirmando que alrededor de un décimo de una fuerza laboral de 60 personas en una aldea, había muerto. Otro caso mencionado señalaba que la tasa de mortalidad había sido de "30 personas por cada 1.000. Dijeron que eso era 30 veces más que en los años normales".

Rimjin-gang es una publicación independiente con sede en Japón que opera con periodistas encubiertos en Corea del Norte.

Pese a una mejoría en el panorama de la alimentación en Corea del Norte, la necesidad de alimentar al Ejército y de garantizar los suministros para Pyongyang, la capital y base de poder del Gobierno, hacen posible que se produzcan hambrunas que no son reportadas, aseguran expertos.

En la década de 1990, una hambruna de nivel nacional mató a 1 millón de norcoreanos y la frágil economía del país es más pequeña que hace 20 años, según estimaciones independientes.

A pesar de sus dificultades económicas, exacerbadas por las fuertes sanciones impuestas desde el exterior y por el aislamiento del país, Corea del Norte ha seguido adelante con su programa nuclear bajo el mandato del nuevo líder Kim Jong-un.

(Reporte de David Chance y Christine Kim. Editado en español por Marion Giraldo)