Fed aún evalúa extensión de intrusión de piratas informáticos

jueves 7 de febrero de 2013 20:42 GYT
 

Por Alister Bull y Jim Finkle y Rick Rothacker

WASHINGTON (Reuters) - La Reserva Federal de Estados Unidos dijo el jueves que aún está trabajando para determinar la extensión en que fue vulnerada la seguridad de sus sistemas de computación por piratas informáticos, y agregó que el incidente es objeto de una investigación criminal del FBI.

"Estamos en el proceso de una evaluación detallada para determinar qué información puede haberse filtrado en este incidente", dijo el portavoz de la Reserva Federal Jim Strader. "Seguimos confiados en que este incidente no afectó las operaciones clave de la Reserva Federal", sostuvo.

El ataque cibernético, que ha avergonzado a la Fed y planteado preguntas sobre la efectividad de su seguridad, fue hecho público el domingo por el grupo de activistas Anonymous.

La integridad de los sistemas de la Fed es vital para garantizar la confianza en su capacidad de transmitir de manera segura información altamente confidencial, incluidas comunicaciones sobre la política monetaria de Estados Unidos y los bancos que supervisa.

El comunicado de la Fed el jueves fue el primer reconocimiento explícito de que aún desconoce lo extenso de la violación a su seguridad. Especialistas en ciberseguridad dicen que toma tiempo para investigar detalladamente una intrusión silenciosa de piratas informáticos hábiles.

Anonymous dijo que había publicado información personal de más de 4.000 ejecutivos bancarios estadounidenses que extrajo desde un sitio de internet de la Fed protegido con contraseñas.

El sitio de internet, llamado Sistema de Comunicaciones de Emergencia (ECS, por sus siglas en inglés), existe para brindar a los bancos información de contacto en caso de un desastre natural o de otro tipo. Es administrado por el Banco de la Reserva Federal de St. Louis.

Un mensaje de la Fed enviado a los usuarios del ECS obtenido por Reuters el martes advirtió que información personal, incluidos números de teléfonos móviles y de negocios, correos electrónicos y direcciones comerciales, habían sido obtenidos por intrusos cibernéticos.   Continuación...