28 de febrero de 2013 / 2:54 / en 4 años

Japón nomina a Kuroda para banco central en batalla por reactivación económica

Por Kaori Kaneko y Leika Kihara

TOKIO (Reuters) - El primer ministro Shinzo Abe nominó a un defensor de medidas de política agresivas para dirigir al Banco de Japón, desafiando a la oposición para que respalde su campaña por una acción radical, mientras funcionarios advirtieron que una recuperación económica incipiente podría ser descarrilada fácilmente.

Al optar por el presidente del Banco Asiático de Desarrollo, Haruhiko Kuroda, para hacerse cargo del banco central, Abe está tratando de cumplir una promesa electoral de reformar la política monetaria para reactivar la economía después de casi dos décadas de leve deflación y crecimiento mediocre.

"El nuevo Banco de Japón debe acelerar su ritmo de acumulación de activos y extender los vencimientos de la deuda pública que está comprando", dijo Masayuki Kichikawa, economista jefe para Japón de Bank of America Merrill Lynch.

"Al fortalecer la flexibilización monetaria, el Banco de Japón podría estabilizar el tipo de cambio del yen. Entonces comenzaremos a ver cierto impacto positivo sobre los precios al consumidor desde el año que viene", agregó.

El académico Kikuo Iwata, quien apoya la política monetaria no convencional, y el funcionario del banco Nakaso Hiroshi, quien tiene el conocimiento práctico del funcionamiento interno de la entidad, fueron nominados como vicegobernadores del banco el jueves.

Abe ya ha presionado con éxito por cambios en el banco central, que el mes pasado duplicó la meta de inflación a un 2 por ciento y acordó un programa abierto de compra de activos a partir del 2014, y se espera que el nuevo equipo de Gobierno presione por una acción aún más agresiva.

Las nominaciones no fueron una sorpresa para los inversores, por lo que hubo escasa reacción de los mercados.

Los tres hombres deben ser aprobados por ambas cámaras del Parlamento, que los examinarán minuciosamente en los próximos días. Abe no tiene mayoría en la Cámara alta, por lo que necesita el apoyo de la oposición para que sus nominados al Banco de Japón asuman el próximo mes.

La agencia de noticias Jiji reportó que la audiencia de confirmación de Kuroda sería el 4 de marzo y que los nominados para las posiciones de vicegobernadores aparecerán ante de los legisladores al día siguiente.

En una reunión después de que fueran anunciadas las nominaciones, los miembros del opositor Partido Demócrata se mostraron divididos sobre si respaldar a Kuroda, pero se espera que se anuncie una decisión el 5 de marzo, dijeron representantes del partido.

Poco después del anuncio de las nominaciones, el Ministro de Finanzas y un miembro del consejo del Banco de Japón dijeron que a pesar de las señales positivas, la recuperación en la tercera mayor economía del mundo no es segura.

OBSERVANDO AL YEN

La economía de Japón se contrajo en los últimos tres trimestres, aunque han habido algunas señales de avance en datos recientes, incluyendo alzas consecutivas en la producción fabril y señales de un repunte en el motor de exportaciones del país.

Un factor importante detrás de las esperanzas de recuperación ha sido el fuerte descenso del yen frente al dólar a mínimos de casi tres meses este mes, debido a las promesas de Abe de adoptar radicales medidas de estímulo monetario y fiscal.

No obstante, un alza del 3 por ciento en el yen el lunes, al tiempo que las preocupaciones sobre las elecciones italianas atrajeron a los inversores de nuevo hacia el refugio seguro de la moneda japonesa, alarmó a los legisladores que temen por la fragilidad de la recuperación.

El ministro de Finanzas Taro Aso dijo que está centrando la atención en el yen y que un miembro del directorio del Banco de Japón dijo que había incertidumbre sobre si la economía registrará una recuperación plena.

"Continuaremos supervisando las fluctuaciones de la moneda y asegurándonos de que la economía se recupere alentando la inversión privada, el crecimiento de empleos y una expansión en los salarios", dijo Aso al Parlamento.

Un yen débil beneficia a Japón, al hacer que las exportaciones sean más competitivas y desacelera la deflación al impulsar los precios de las importaciones, aunque debilita su comercio y los actuales saldos contables.

El miembro del directorio del Banco de Japón, Takahide Kiuchi, dijo a líderes empresariales que futuras medidas de estímulo seguramente se llevarán a cabo mediante la expansión de los programas de compra de activos y préstamos del banco, aunque podrían examinarse otras medidas que están siendo propuestas en los mercados, como la compra de activos de riesgo.

"Lucharemos por alcanzar nuestro nuevo objetivo, incluso a través de medidas de alivio adicionales con audacia cuando sea necesario", dijo Kiuchi, uno de los dos miembros del directorio que votó en contra de adoptar una meta de inflación del 2 por ciento el mes pasado.

No debería determinarse una meta límite para alcanzar una inflación del 2 por ciento, dijo Kiuchi, lo que contrasta con la opinión de Kuroda de que el objetivo puede ser alcanzado en unos 2 años.

La mayoría de economistas encuestados por Reuters recientemente no espera que la inflación alcance el objetivo en los próximos cinco años.

Reporte adicional de Stanley White. Editado en Español por Ricardo Figueroa y Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below