for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Azerbaiyán anuncia avances en Karabaj, Armenia promete lucha histórica

EREVÁN/BAKÚ, 3 oct (Reuters) - Armenia afirmó el sábado que usará “todos los medios necesarios” para proteger a los armenios étnicos del ataque de Azerbaiyán, que declaró que sus fuerzas habían capturado una serie de aldeas en los combates por el enclave montañoso de Nagorno-Karabaj.

Haciendo caso omiso de un intento francés de mediar, los bandos opuestos se golpearon mutuamente con cohetes y misiles por séptimo día en el estallido más reciente de un conflicto de décadas que amenaza con arrastrar a Rusia y Turquía.

El número de muertos aumentó a al menos 230 en los combates por Nagorno-Karabaj, enclave étnico armenio dentro de Azerbaiyán que se separó de su control en la década de 1990.

Cada lado dijo que había destruido cientos de tanques del otro. La parte azerí se atribuyó ganancias y el presidente Ilham Aliyev envió felicitaciones a un comandante militar por la captura de una aldea de Karabaj.

“Hoy el ejército azerí izó la bandera de Azerbaiyán en Madagiz. Madagiz es nuestro”, declaró Aliyev en redes sociales. Más tarde anunció la captura de siete pueblos más.

Cientos de personas salieron a las calles de la capital azerí, Bakú, para celebrar, ondeando banderas y carteles que decían “Karabaj era y será nuestro”.

No fue posible verificar de forma independiente la situación sobre el terreno.

Artsrun Hovhannisyan, funcionario del Ministerio de Defensa de Armenia, indicó que la situación estaba cambiando con frecuencia. “En una guerra tan grande, tales cambios son naturales. Podemos tomar una posición y luego dejarla en una hora”, dijo a periodistas.

El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, dijo a sus compatriotas en un discurso televisado que los enfrentamientos en todo el frente eran intensos.

“A partir de ahora, ya tenemos importantes pérdidas humanas, tanto militares como civiles, grandes cantidades de equipo militar ya no son utilizables, pero el adversario aún no ha podido resolver ninguno de sus problemas estratégicos”, aseveró.

Hasta ahora, las fuerzas armadas de Armenia se han abstenido de entrar en la guerra junto con las de Nagorno-Karabaj. Pero Pashinyan describió el conflicto como una lucha nacional y lo comparó con la guerra del país con la Turquía otomana a principios del siglo XX.

Su Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que Armenia, como garante de la seguridad de Nagorno-Karabaj, tomaría “todos los medios y pasos necesarios” para prevenir lo que llamó “atrocidades masivas” de las fuerzas de Azerbaiyán y su aliado Turquía. Una portavoz del ministerio se negó a comentar sobre los pasos que esto podría implicar.

Los enfrentamientos son los peores desde la década de 1990, cuando murieron unas 30.000 personas. Han planteado la preocupación internacional por la estabilidad en el sur del Cáucaso, donde los oleoductos llevan petróleo y gas azerí a los mercados mundiales.

Reporte adicional de Margarita Antidze en Tbilis, escrito por Mark Trevelyan. Editado en español por Janisse Huambachano

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up